Estudiar, trabajar como recompensa final

Cuando a principios de Septiembre me decidí a ESTUDIAR el Curso de Adaptación al Grado de Administración y Dirección de Empresas, pensé que me había metido en un gran problema, ya que alternar el estudio con el trabajo de docente y de contable en una empresa y la conciliación familiar, sería un gran problema, pero con el paso del tiempo y siempre intentando sacar horas de donde no habían, lo iba sacando.

Así llegó el primer cuatrimestre y después de 20 años, noté los nervios de los exámenes y la gran responsabilidad que recaía sobre mí para sacar las asignaturas que estaba cursando, pero al final hubo LA RECOMPENSA y me saqué todo el cuatrimestre y con buenas notas y pensé “el esfuerzo ha tenido su recompensa”.

Después de 20 años, vuelven los nervios de los exámenes

El tiempo seguía pasando y seguían saliendo dificultades, y algunas imprevistas como el Trabajo Final de Grado, el cual lo empecé tarde, pero con muchas ganas. Era una idea que tuvo un ex-alumno mío y que se quedó en el baúl, y que lo saqué y lo puse en marcha, y cada vez que me sentaba con mi directora de proyecto la profesora Dña Andreea Apetrei, veía que dicho proyecto iba tomando fuerzas, pero todo esto era quitando más horas de ocio y familiares, pero la meta la tenía cerca.

El proyecto era crear una empresa de Máquinas de Vending de Fruta Fresca y cuando llegó el momento de presentarlo, estuve muy orgulloso, ya que presentaba un proyecto que podría llegar a ser una empresa real. El resultado fue el que quería.

premio emprendedor UCV

TODO APROBADO Y TRABAJO FINAL DE GRADO APTO

Así un día hablando con Andreea me comenta que había un concurso emprendedor y que debía de presentarlo, y pasó el verano y no tenía la intención de hacerlo, pero dentro de mí a pocos días de terminar el plazo, me vino a la mente que dicho proyecto era ideal para llevarlo al Concurso y lo presenté. La sorpresa fue, que había quedado entre los tres finalistas:  Uno de ADE, otro de Psicología y otro de Educación Infantil, siendo el de Psicologia el ganador.

Pero llegar a la final, ya fue una GRAN RECOMPENSA al trabajo y al duro año que pasé. Por todo esto, a las personas que lean este escrito de una persona normal, una persona que ha pasado por la edad de estudiar, de querer divertirse y de encontrar aquel trabajo (IRREAL) de trabajar poco y ganar mucho, y que ahora con 39 años ve las cosas de otra forma, de una forma que lo que uno quiere algo le cuesta. Por todo esto, os dejo una frase de Mahatma Gandhi, una frase que explica muy bien lo que os quiero comunicar en este escrito:

 “Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria segura”

Por tanto, ese esfuerzo ha sido reconocido quedando finalista del II Concurso de Emprendedurismo de la UCV, es el sacarme el curso y es el de tener una gran familia, unos grandes compañeros y unos grandes amigos, y por supuesto a una gran directora de proyecto y ahora una amiga.

Gracias y esforzaros que todo lo bueno cuesta.

Fdo: Efraïm Vendrell Galdón.

maquinas de vending de frutas

ideas de empresas nuevas

proyecto emprendedor UCV

premio para nuevas empresas

premios para emprender

PYMES y premios UCV

 emprendedores

Leave a Comment