OVARIECTOMÍA POR LAPAROSCOPIA

Los procedimientos mediante laparoscopia son cada vez más frecuentes y son solicitados de forma habitual por nuestros clientes ya que disminuyen la morbilidad del paciente.

Por ello se describe a continuación cómo realizar una ovariectomía laparoscópica así como las ventajas de este procedimiento frente a las técnicas clásicas de ovariohisterectomía por laparotomía.

PROCEDIMIENTO

Técnica quirúrgica

Una vez anestesiada y preparado el campo de nuestra paciente la posicionaremos en decúbito supino inicialmente para establecer el neumoperitoneo. Posteriormente se colocará en decúbito lateral izquierdo y derecho para ayudar a desplazar las vísceras hacia el lado opuesto a la ovariectomía.

Procedemos en primer lugar al establecimiento del neumoperitoneo, con la ayuda de una Aguja de Verres introduciéndola a 2 centímetros en posición infraumbilical, con la finalidad de proporcionarnos espacio para maniobrar y poder visualizar claramente las estructuras. Para ello utilizamos un insuflador de CO₂ con una presión máxima de 10 mmHg. Una vez establecido el neumoperitoneo, retiramos la Aguja de Verres. Posteriormente se establecerán dos puertos mediante la colocación de dos trócares de 5 mm de diámetro, el primero utilizando la misma localización de la Aguja de Verres y el segundo un centímetro supraumbilical. Establecemos dichos puertos realizando dos pequeñas incisiones en la piel de un centímetro de diámetro aproximadamente y con el mismo trócar provisto de una camisa helicoidal iremos atravesando las capas de la pared abdominal hasta introducirnos en cavidad abdominal.

Una vez establecido el primer puerto y antes de establecer el segundo, se realiza una exploración completa del abdomen y se descartan anomalías uterinas que indiquen extirpar dicha estructura.

Exploración abdominal inicial y revisión del útero

Realizada la revisión y confirmando la ausencia de anormalidades abdominales, establecemos el segundo puerto para comenzar con la ovariectomía.

Una vez localizado el primer ovario y reconocidas las estructuras, podemos fijarlo mediante un gancho de ovariectomía como se puede apreciar en la imagen.

identificación de las estructuras anatómicas: ligamento ovárico, paquete vasculary cuerno uterino

Fijación del ovario a la pared abdominal mediante un instrumento para evitar desplazamientos

En el caso de la especie felina también se puede realizar directamente la coagulación sin utilizar el gancho.

coagulación y corte de los vasos ováricos

Dependiendo del equipamiento empleado, se realizará electrocoagulación y posterior sección con tijera, de tal forma que liberaremos el ovario para su extracción mediante el canal del trócar con ayuda de una pinza de agarre.

Corte de las estructuras coaguladas Retirada del ovario con una pinza de agarre

Una vez extraído un ovario se posiciona el paciente en el decúbito lateral opuesto y se realiza el mismo procedimiento con el ovario contralateral. Finalizada la ovariectomía se inspecciona el abdomen para detectar posibles hemorragias. Vaciamos el neumoperitoneo, retiramos los trócares y hacemos un punto abdominal y otro intradérmico en cada entrada de trócar.

 CUIDADOS POSTOPERATORIOS

Tras la cirugía realizamos el tratamiento detallado a continuación, además de los cuidados clásicos de la incisión (mantenerlas secas y limpias):

  • Meloxicam: 0.1 mg/kg cada 24 horas durante 2 días.
  • Buprenorfina: 0.02 mg/kg cada 6 horas durante 24 horas.
  • Omeprazol: 0.7 mg/kg cada 24 horas durante 2 días.

Debido a la utilización de un patrón de sutura intradérmica, no es necesaria la retirada de los puntos.

DISCUSIÓN

Ventajas de la ovariectomía versus ovariohisterectomía

Se define ovariectomía como la extirpación de los ovarios y se ha realizado preferentemente desde hace algunos años en lugar de la ovariohisterectomía. Una revisión exhaustiva de la literatura en la que se compara las ventajas y desventajas de ambas técnicas permitió comprobar que la ovariectomía era técnicamente menos invasiva y eliminaba la posibilidad de algunas complicaciones intraquirúrgicas o postquirúrgicas. Además está demostrado que las hembras en las que la elección es la ovariectomía no presentan mayor riesgo de endometritis ni aumenta el riesgo de desarrollar una patología uterina a largo plazo, además de no haber diferencia en la ganancia de peso ni presentarse aparición de incontinencia urinaria (Van Goethem B et al. 2006).

Ventajas de la laparoscopia versus laparotomía

A las ventajas descritas anteriormente sumamos las propias de la técnica laparoscópica (técnica de mínima invasión que requiere únicamente dos pequeñas incisiones) frente a la laparotomía, disminuyendo por esta parte también las posibles complicaciones intraquirúrgicas y postquirúrgicas (infección, hemorragia dolor…etc), al disminuir la manipulación de las vísceras abdominales y el tamaño de la incisión (Hancock RB et al. 2005).

En cuanto a los cuidados postquirúrgicos en la técnica laparoscópica, a pesar de que las incisiones son mucho más pequeñas que con el procedimiento tradicional, los cuidados por parte de los propietarios después del alta incluyen de igual forma mantener las incisiones limpias y secas. La restricción de actividad es también menos estricta que con el procedimiento y sólo se necesita un tratamiento de dos días con un medicamento anti-inflamatorio, no siendo necesaria más terapia analgésica debido a que se trata de una técnica menos invasiva, traumática, y por tanto dolorosa; además el riesgo de infección es mucho menor por lo que el tratamiento antibiótico se reduce a la antibioterapia profiláctica con cefalosporina: 22 mg/kg IV 1 hora antes de la cirugía en dosis única (William T. et al. 2009).

BIBLIOGRAFÍA

Van Goethem B, Schaefers-Okkens A, Kirpensteijn J: Making a rational choice between ovariectomy and ovariohystectomy in the dog: a discussion of the benefits of either technique. Vet Surg 35:136–143, 2006.

Hancock RB, Lanz OI, Waldron DR, et al: Comparison of postoperative pain after ovariohysterectomy by harmonic scalpel-assisted laparoscopy compared with median celiotomy and ligation in dogs. Vet Surg 34:273–282, 2005

William T. Culp, Philipp D. Mayhew, Dorothy C. Brown: The Effect of Laparoscopic Versus Open Ovariectomy on Postsurgical Activity in Small Dogs. Veterinary Surgery 38: 811–817, 2009

Pukacz M., Kienzle B., Braun J.Simple, Minimally invasive technique for ovariohysterectomy in the dog. Veterinary Record 2009; 165:688-690

Laurent Findji, Ovariohysterectomy vs Ovariectomy. United Kingdom.2014. [consulta: 15 de octubre de 2015]. Disponible en: http://www.cliniciansbrief.com/article/ovariohysterectomy-vs-ovariectomy.

(Visited 63 times, 1 visits today)
editorbloghv

editorbloghv

Leave a Comment