ASPERGILOSIS NASAL

INTRODUCCIÓN

La Aspergilosis nasal es una enfermedad fúngica que afecta a perros, en especial a animales jóvenes y de mediana edad, de razas por lo general mesocefálicas y dolicocefálicas.

El Aspergillus fumigatus (Imagen 1) se encuentra en el ambiente y se desarrolla en los desechos orgánicos. Sus conidios al ser liberados de las hifas, se depositan sobre los objetos animados e inanimados que se encuentran en su entorno, y su pequeño tamaño les permite ser transportados por el aire y ser inhalados por el huésped de forma habitual.

Imagen microscópica de Aspergillus fumigatus

Imagen microscópica de Aspergillus fumigatus

En animales inmunocompetentes estos organismos son eliminados por los mecanismos inmunológicos innatos. En aquellos animales con un sistema inmunitario deficiente, el Aspergillus fumigatus se adhiere y penetra en el epitelio respiratorio, afectando a la fagocitosis.

Esta patología puede presentarse de forma primaria o secundaria a otras alteraciones nasales. Dentro de los diagnósticos diferenciales de pacientes con sintomatología de secreción nasal deberíamos incluir, además de rinitis fúngica: tumor nasal, cuerpo extraño, extensión de enfermedades dentales (abscesos), rinitis linfoplasmocítica, rinitis bacteriana, rinitis vírica, rinitis parasitaria y rinitis alérgica.

PRESENTACIÓN DE CASO CLÍNICO

HISTORIA CLÍNICA

Dara, Labrador Retriever hembra de 6 años de edad, es remitida al Hospital Veterinario de la Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir” tras diagnosticarse en su clínica veterinaria de una Aspergilosis nasal. Dara empezó con sintomatología de descarga nasal unilateral, que posteriormente se transformó en bilateral, con presencia de secreción mucopurulenta, continuos estornudos y despigmentación de la trufa.

PRUEBAS DIAGNÓSTICAS

Se realiza una Tomografía Computarizada para valorar el alcance de las lesiones (Imagen 2 y 3). Tras la valoración de las imágenes por parte del especialista en Diagnóstico por Imagen, se descarta la afección de la lámina cribosa y los senos frontales, por lo que se procede a realizar una limpieza local de la zona.

 

tac 2

Cavitaciones en la cavidad nasal

 

PROCEDIMIENTO

Se realiza un lavado nasal con clotrimazol tópico guiado por endoscopia, ya que se debe bloquear la entrada de la nasofaringe con sondas Foley, así como las narinas, y dejar el producto una hora en contacto con la mucosa nasal para la correcta penetración del producto (Imágenes 4, 5, 6 y 7)

 

lavado 2

Rinoscopia retrógrada con visualización de estructuras fúngicas de color blanquecino

 

lavado 3

Rinoscopia anterior, visualización de cornetes nasales destruidos y con mucosidad de color blanquecino

 

lavado 4

Rinoscopia retrograda tras la colocación de las sondas de Foley para la realización del lavado nasal

 

lavado 1

Realización del lavado nasal con clotrimazol

 

TRATAMIENTO

Tras el lavado nasal de Dara se recomienda continuar con el siguiente tratamiento:

– Itraconazol: 5mg/kg cada 12h durante 2 meses.

– Omeprazol: 0.7mg/kg cada 24 horas durante 7 días.

– Robenacoxib: 1 mg/kg cada 24 horas durante 7 días.

– Amoxicilina-clavulánico: 20 mg/kg cada 12 horas durante 7 días.

RECOMENDACIONES POST-TRATAMIENTO

Recomendamos a los propietarios de Dara que acudan a revisión con su veterinaria habitual al día siguiente de recibir el alta médica y pasados 7 días. A los 14 días de la intervención se recomienda reevaluar en el Servicio de Medicina Interna del Hospital Veterinario de la Universidad Católica de Valencia, para considerar la necesidad de repetir el lavado nasal, aunque según las últimas referencias bibliográficas, aproximadamente el 46% de los pacientes tienen una mejoría significativa con la realización de un único lavado nasal.

 

(Visited 393 times, 1 visits today)
editorbloghv

editorbloghv

Leave a Comment