Cardiomiopatía dilatada felina

Os presentamos el caso clínico de GARFIELD que fue diagnosticado de Cardiomiopatía Dilatada Felina.

Garfield es un macho Europeo de pelo corto, de 9 meses de edad remitido al Servicio de Medicina Interna del Hospital Veterinario de la Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir” por presentar disnea severa e hipotermia después de haber estado tres días desaparecido.

Garfield

Garfield

Video disnea que presentaba Garfield a su ingreso en el hospital veterinario UCV

En la anamnesis el propietario nos comunica que cuando lo encontraron presentaba disnea severa con esfuerzo abdominal y boca abierta, así como un episodio de desvanecimiento. Garfield tiene acceso al exterior, no sigue un plan de vacunación y desparasitación reglado.

Se hospitaliza al paciente inmediatamente en una jaula de UCI con oxigenoterapia y calor. Cuando la frecuencia respiratoria disminuye a 90 rpm realizamos una exploración física completa en la que el paciente se presenta con posición ortopnéica, disnea severa con boca abierta, hipotermia, deshidratación estimada en 6% y midriasis bilateral con disminución del reflejo fotomotor. Así mismo, a la auscultación pulmonar se aprecia roce pleural en hemitórax izquierdo, sonidos ventilatorios disminuidos en hemitórax derecho y en la auscultación cardíaca los sonidos cardíacos están disminuidos en hemitórax derecho pero no se detecta soplo.

En base a los problemas observados en la exploración física y anamnesis se sospecha de los siguientes diagnósticos diferenciales:

-Efusión pleural bilateral de origen cardiaco (cardiomiopatía o patología cardiaca congénita) vs infeccioso (PIF).

-Neumonía bacteriana vs parasitaria.

-Hemorragia pulmonar.

El paciente viene remitido con las radiografías de tórax en las que se observa efusión pleural bilateral, patrón alveolar multifocal ventral y posible cardiomegalia.

Realizamos las siguientes pruebas complementarias en nuestro centro:

-Hemograma: Compatible con leucograma de estrés.

 

-Electrocardiograma: Taquicardia sinusal.

 

-Presión arterial media no invasiva: Inicialmente de 85 mm de Hg y aumentando hasta 100-110 mm de Hg tras responder al tratamiento hipertensivo.

 

-Análisis de gases sanguíneos venosos (Hemogas): Presenta p02 bajo d 32,4 mm de Hg (rango normal 35-45 mm de Hg), cHCO3- alto de 24,3 mmol/L (rango normal 18-23 mmol/L) y CSO2 bajo de 61,1% (rango normal 94-98%) compatible con acidosis respiratoria compensada.

Así mismo, presenta ligera hiponatremia 139 mmol/L (rango normal 153-162 mmol/L), hipocloremia 108 mmol/L (rango normal 119-132 mmol/L), policitemia por deshidratación con un hematocrito de 52% (rango normal 25-45%), hemoglobina 17.7 g/dL (rango normal 8-17 g/dL), hiperglucemia por estrés 273 mg/dl (rango normal 57-131 mg/dl) y lactato en 3.21 mmol/L (rango 0.56-2.9 mmol/L) secundario a la mala perfusión del paciente.

-Radiografías de Tórax: Repetimos las radiografías torácicas a las 12 horas del ingreso del paciente y observamos disminución del derrame pleural, patrón alveolar ventral multifocal y cardiomegalia. (Imagen 1).

Proyección latera de tórax (izquierda)

Proyección latera de tórax (izquierda)

Proyección ventro-dorsal de tórax (derecho)

Proyección ventro-dorsal de tórax (derecho)

-Ecocardiografía: Se evidencia un fallo en la contracción cardíaca, con fracción de acortamiento de 10%, junto con dilatación del atrio izquierdo, ventrículo izquierdo y ventrículo derecho (Imagen 2 y 3). Se observa insuficiencia mitral y tricúspide. Así mismo, se observan signos de disfunción sistólica compatibles con una Cardiomiopatía Dilatada. No se observan malformaciones valvulares ni estenosis.

g3

Imagen 2: Ecocardiografía modo M con baja contractibilidad cardíaca.

Imagen 3: Ecocardiografía con dilatación del atrio izquierdo.

Imagen 3: Ecocardiografía con dilatación del atrio izquierdo.

En base a los problemas observados en la exploración física y las pruebas complementarias realizadas, se sospecha que el diagnóstico presuntivo más probable es:

Cardiomiopatía dilatada por deficiencia de taurina vs infecciosa (FiV, FelV, Toxoplasma, Neospora).

Endocardiosis mitral y tricúspide secundaria a la cardiomiopatía dilatada, con desarrollo de Insuficiencia cardiaca congestiva (edema de pulmón y derrame pleural).

 

Se administra el siguiente tratamiento hospitalario:

– Oxigenoterapia.

– Fluidoterapia de mantenimiento y rehidratación.

– Dobutamina CRI inicialmente a 2,5 μg/kg/min inicialmente para aumentar la presión arterial y continuando a 5 μg/kg/min para favorecer la contractibilidad cardíaca.

– Amoxicilina-ácido clavulánico 20 mg/kg IV cada 8 horas como antibiótico de cobertura.

– Omeprazol 0,7 mg/kg IV cada 24 horas como protector gástrico.

– Furosemida 2 mg/kg IV cada 8 horas como diurético.

– Salbutamol una pulverización cada 12 horas como broncodilatador.

– Pimobendan 0,25 mg/kg PO cada 12 horas como inotropo positivo y vasodilatador.

– Benaceprilo 1mg/kg PO cada 24h como inhibidor de la enzima convertidora de la angiotensina (IECAs).

– Ácido acetilsalicílico 0,5 mg/kg PO cada 24 horas como antiagregante plaquetario por el riesgo de tromboembolismo asociado al estasis sanguíneo.

– Taurina 250 mg totales VO cada 12 horas.

 

La cardiomiopatía dilatada (CMD) es una alteración primaria del miocardio que reduce la contractibilidad cardíaca y esto produce una dilatación de las cuatro cámaras cardíacas por sobrecarga de volumen.

La mayoría de los casos de CMD están asociados al déficit de taurina, aunque en ocasiones se diagnostica CMD idiopática. Así mismo, literatura reciente evidencia cierta predisposición genética. Si la CMD se debe a déficit de taurina la mayoría de los gatos se recuperan total o parcialmente a los 2-3 meses de iniciado el tratamiento.

 

Gracias al empeño y esfuerzo de sus propietarios, actualmente Garfield se encuentra en su casa con tratamiento ambulatorio y monitorización de la frecuencia respiratoria por parte de los propietarios. En las revisiones se observa una clara mejoría en la sintomatología del paciente, así como la desaparición del edema pulmonar y derrame pleural en las radiografías torácicas.

Desde el Hospital Veterinario de la UCV nos encontramos muy satisfechos de haber podido ayudar a recuperar la actividad diaria de Garfield y de haber contado con la confianza y colaboración de sus propietarios y veterinario.

 

(Visited 265 times, 1 visits today)
editorbloghv

editorbloghv

Leave a Comment