¿Has logrado que el protagonista de «Invisible» deje de serlo?

«Es entonces cuando se da cuenta de que para ser un monstruo no es necesario hacer algo especial, a veces basta con no hacer absolutamente nada”.

 

Con este fragmento del último libro que os proponíamos para el Club de Lectura #UCVLectores, «Invisible» de Eloy Moreno, abrimos el debate sobre el mismo. Veremos si la narración en primera persona del personaje principal os ha introducido de cabeza en la historia, si os habéis acercado al chico de la cicatriz en la ceja o a la niña de las cien pulseras, si le habéis puesto cara a vuestro particular chico de los nueve dedos y medio, si tenéis una Luna a la que aferraros o si contáis con un dragón que ha intentado ayudaros.

De momento, nosotros no desvelaremos nada más porque el propio autor pone especial interés en ello y además la estructura de la novela, en dos partes claramente diferenciadas, también colabora y permite que ese puzzle, en el que se convierte la primera parte, se vaya montando en la segunda. De todos modos, atención a los que aún no la habéis leído porque pueden haber spoilers en los comentarios.

Como siempre el debate lo haremos a través de los comentarios en esta misma entrada y lo mantendremos abierto hasta el próximo jueves 24 de octubre.

Además en esta ocasión contamos con la colaboración del autor Eloy Moreno que se ha prestado a contestar todas aquellas preguntas que puedan ir surgiendo en el debate. Así que aprovechad la oportunidad de preguntarle todo aquello que os haya llamado la atención. Y ¿por qué no? aprovechad también para comentarle vuestras impresiones, sensaciones y opiniones.

Invisible detalle

18 comentarios

  • Noe Sanchez
    octubre 17, 2019 en 12:23 pm

    la novela atrapa!!!
    pienso que mas de un lector nos identificamos con los personajes y es uno de los fines del autor, cuestionando nuestra postura ante el «bullying», fenómeno social que esta afectando directa o indirectamente a una generación.
    La narrativa de Eloy Moreno va en crescendo; lo que en su momento parecía una literatura juvenil va madurando a lo largo de las páginas y de las psicologías de los personajes.
    Una obra digna de ser leída delante de adolescentes y jóvenes y abrir el debate.
    La novela no pierde fuerza, y repito, no es de «lectura fácil», sino que el hecho de generarte regresiones o ubicar personajes de la propia historia, hace que su lectura lleve un ritmo inesperado.

    si tuviéramos que medir la novela con la métrica cinematográfica le daría ***1/2 (3 y media de cinco posibles)

    • Jordiet
      octubre 18, 2019 en 9:42 am

      La verdad es que sí, atrapa. A mi me pasó, me enganchó y por varios motivos. Está claro que el hecho que esté escrita en capítulos cortos a mi me ayudó y me animaba a seguir leyendo más, pero también el tema y argumento de la historia. Primero porque tratas de seber y cerciorarte de lo que está pasando, y después porque quieres llegar a ver y conocer cómo se resuelve.
      Por otro lado el tema es muy actual, y me cautivó. Y también a lo largo de la lectura pensé que muchas de las situaciones reflejadas pueden ser situaciones reales, que se hayan dado o se puedan estar dando. La actitud y comportamientos de los adultos en la novela son actitudes que pueden pasar perfectamente como «normales», no son situaciones irreales que destaquen porque el autor haya echado mano a su imaginación y se excedan…no; creo que pueden darse actitudes así y pasar desapercibidas. Es un «toque» muy significativo para todos los que podamos leer esta historia y estemos atentos a situaciones en las que se nos pueda estar pidiendo ayuda (de muchas maneras)
      También destacaría la capacidad del protagonista por «hacer frente» a su situación y ser capaz de ir superándose en cada situación.
      Por útlimo, recomendaría a todos la lectura (es fácil, rápida, ágil) lo que no quiere decir que no tenga contenido. Y sobretodo, recomendaría la lectura en las aulas para alumnos de Secundaria.

  • Julius K9 (Keynine)
    octubre 17, 2019 en 2:35 pm

    Hay muchas cosas que me han gustado de la novela, pero una de las que más me ha sorprendido es los cortos que son los capítulos y querría preguntarle al autor cuál era la intención de hacerlos así de cortos.
    En mi caso me ha parecido que daban dinamismo a la novela y me hacían devorarla.

  • AweSome
    octubre 17, 2019 en 2:45 pm

    Novela totalmente recomendable tanto para adultos como para jóvenes. Además es la típica novela que cuando la lees en grupo te hace ver cómo la ha percibido cada uno y la enriquece. En mi caso me ha gustado mucho la forma que tiene el autor de afrontar el tema y cómo muestra los mecanismos de la mente humana para afrontar situaciones adversas cuando no se sabe o no se puede afrontar de otra forma. El protagonista achaca a sus superpoderes ciertas cosas que luego vamos viendo que no son tales y eso me ha fascinado.

  • LXL
    octubre 17, 2019 en 2:48 pm

    Para mi el autor nos da un bofetón importante con toda la novela y sobre todo con la frase que habéis puesto al inicio del post

  • Aurorita
    octubre 18, 2019 en 11:07 am

    Estoy de acuerdo con lo anteriores comentarios, a mi también me ha encantado!!!!! Me gusta muchos la forma de presentar a los personajes porque al principio no dice su nombre, si no que remarca un rasgo, igual es porque los quiere hacer invisibles?? Después sí que va diciendo el nombre de cada uno, excepto el del protagonista… será porque quiere mantenerlo invisible?? Me gustaría que el autor me desvelara porqué no dice su nombre, me tiene en ascuas. Gracias!!

  • MJ
    octubre 18, 2019 en 11:48 am

    Perspectiva diferente desde la que el autor enfoca este grave problema que sufren muchos niños, adolescente y sus familias. Verlo a través de los ojos, de la mente, de los sentimientos de un niño que esta siendo víctima de acoso escolar, puede hacernos ver de manera más profunda, más desgarradora, cómo «vive» el acosado desde dentro, que recursos utiliza para conseguir la fuerza a la hora de afrontar cada día, cada minuto, cada ataque… Me ha parecido una obra de lectura fácil, pero no por ello sencilla. El título «Invisible» me parece muy apropiado.

    • JR8
      octubre 21, 2019 en 11:17 am

      «Que recursos utiliza para conseguir la fuerza a la hora de afrontar cada día, cada minutos, cada ataque» Me quedo con esta reflexión de MJ porque es lo que más me ha gustado del libro. Descubrir poco a poco que las «locuras» (ser invisible, etc.) que dice hacer o tener el protagonista no son tales, si no más bien casualidades de la vida o simplemente como dice MJ recursos para afrontar situaciones que le sobrepasan.
      Y también coincido con lo acertado del título… con una sola palabra se puede abarcar todo lo que pasa en el libro. Me gustaría saber si le costó mucho a Eloy Moreno decidir el título.

  • La Profesora
    octubre 23, 2019 en 8:27 am

    Esta novela me ha encantado. La leí entera en una mañana de domingo, no podía parar. Me ha parecido una historia verdaderamente dramática contada de una forma original. El recurso de los poderes propios de un superhéroe me ha gustado mucho. Se mantiene muy bien la intriga en todo momento, aunque el lector adulto sabe lo que está ocurriendo, lo cual no evita alguna sorpresa.
    Es un libro que me ha hecho llorar, al ponerme en el lugar de la madre. Lo he leído más desde ese papel, pues me costaba entender cómo era posible que los padres no se dieran cuenta de nada. Pero el niño guardaba el secreto, y en esta vida acelerada y rápida a veces no es fácil darse cuenta de las cosas. Por eso, es tan importante que la comunicación esté siempre abierta, encontrar momentos para contar lo ocurrido durante el día, para mirarse a los ojos, para percibir los cambios. La historia nos enseña que hay que estar siempre alerta, y también que hay que animar a niños y adolescentes a no guardar silencio, a confiar en padres, profesores y otros compañeros.
    Otra de las grandes lecciones de la obra es que quienes más y mejor pueden luchar contra el acoso son los compañeros de clase, afeando las conductas inadecuadas, apoyando y protegiendo a las víctimas, uniéndose para enfrentar al agresor, que nunca acosa a un gran grupo, sino que va a por los más débiles o quienes están solos.
    ¿Y qué se puede decir de los docentes? Que han de tomar partido, no pueden cerrar los ojos para evitar problemas, deben estar siempre vigilantes. Me ha gustado mucho el personaje de la profesora que también había sufrido este problema en la infancia, y la idea del dragón que cobra vida. La presencia de estos elementos fantásticos es, sin duda, un aspecto que captará la atención de los lectores más jóvenes.
    Por otra parte, el hecho de que el agresor tuviera una razón que justificara su comportamiento agresivo, un motivo de raíz familiar y personal, me ha hecho pensar en si siempre es este el perfil del acosador. Es una de las preguntas que tengo para el autor, ¿ha investigado sobre dicho perfil y ha encontrado un denominador común?
    Por último, también me gustaría saber si el autor se ha basado en alguna experiencia personal o de personas del entorno, o si todo es pura ficción.

    • AweSome
      octubre 23, 2019 en 11:55 am

      A mi también me gustaría saber si el autor se ha basado en alguna experiencia personal, en alguna noticia o simplemente ha tirado de imaginación

  • LECTORA
    octubre 24, 2019 en 7:06 am

    Cuando terminas de leer un libro y te queda la sensación de una mezcla de sentimientos potentes todos a la vez, es porque el escritor ha conseguido llegar al lector. Esta lectura hace pensar, sentir, reflexionar y plantearse un montón de cuestiones que quizás pasamos por alto y no vemos o no queremos ver, da igual en el papel que te toque jugar: una profesora, un vecino, un amigo, una madre, una hermana y así podríamos no parar. Lo que deja bien claro esta lectura es: «mirar hacia otro lado sólo puede estropearlo y hacerlo peor». Me ha resultado una lectura ágil ( discrepo con lo que hacía alguna lectura en alguno de los comentarios) de hecho el sello nube de tinta, si no me equivoco está orientado a lecturas que pueden leer adolescentes con mucho contenido social de ahí su ágil y facilidad para leer. Los personajes son intensos, las descripciones y situaciones hacen que las vivas con el personajes principal y afectado. Te hace posicionarte y ser empático. Una de las frases que más me ha gustado es: «¿Quién no ha deseado alguna vez ser invisible?», y es totalmente cierto. El libro trata el tema del acoso escolar, algo que parece estar de moda (estamos en una sociedad bombardeada por la información, las redes sociales,…) pero ésto ha pasado siempre. Las burlas por el que es diferente (gordito, gafotas, bajita,etc…) siempre estarán ahí y la base para que esto cambie es educacional, de ahí la importancia de la profesora al descubrirlo (principalmente porque ella sufrió eso mismo) y su actitud. El no mirar para atrás y hacer que no pasa nada, eso es lo que hay que cambiar. Eloy Moreno eso es lo que creo que pretende: no mirar para otro lado, empatizar, generar confianza en los jóvenes para ser fuertes y poder enfrentarse a este tema, un tema muy de moda y en el que creo que hay que avanzar pero por el que queda mucho que conseguir. Como dato, el escritor dedica parte de su trabajo a «enseñar» a través de su lectura a jóvenes en diversos colegios e institutos cómo tratar el tema del acoso escolar y cómo hacer frente a situaciones límite (por ahí es por dónde hay que empezar). Sólo puedo decir que me ha encantado este libro, me impactó y me llegó (había leído otras pero no me habían hecho empatizar tanto), totalmente recomendable.

  • Nora
    octubre 24, 2019 en 7:08 am

    Es una novela que me ha gustado aunque me ha hecho llorar bastante, ver lo que ese niño ha sufrido y darse cuenta que nadie, ni su familia lo haya notado… y la respuesta de la Directora, en fin.
    Coincido con Profesora con el tema de que la vida va tan acelerada que no nos damos cuenta de muchas cosas que ocurren.
    Me parece que es un libro que deberían leer profesores, alumnos y padres de adolescentes para que tomen conciencia y se frenen esas actitudes, cada uno desde su posición.
    Mi pregunta también coincide con la de otros participantes, ¿En qué se ha inspirado el autor para escribir esta novela?

  • Formentera
    octubre 24, 2019 en 11:09 am

    Es una novela muy buena que todas las personas deberíamos leer, sobre todo las que están integradas en educación (padres, profesores, alumnos…), para ponerse en el lugar del niño y ser consciente de lo que sufre. Me quedé impactada con la actuación de la profesora… ¿qué pensáis?
    La descripción y la sucesión de los hechos es muy realista, me gustaría saber si el autor se ha acercado de manera directa a la historia.

    • LeoCAR
      octubre 24, 2019 en 2:58 pm

      Hola Formentera, creo que te refieres a cuando la profesora coge al abusón por el cuello. A mi también me dejó fuera de lugar pero a veces las medias tintas no valen y su intención era ayudar sí o sí. Parece que funcionó porque luego ella ayuda al protagonista en alguna que otra ocasión incluso solo con su presencia…

  • Biblioteca UCV
    octubre 24, 2019 en 3:39 pm

    Hola a tod@s, hoy cerramos este hilo de debate agradeciéndoos vuestra participación en el Club de Lectura #UCVLectores.
    Recordaros que aunque cerremos el hilo, si alguien se ha quedado rezagado pero tiene ganas de participar que no dude en enviar su comentario y lo publicaremos encantados 😉
    Además pasaremos vuestras preguntas al autor y publicaremos sus respuestas.
    Ya podéis ver la próxima novela a leer en https://blogs.ucv.es/biblioteca/2019/10/24/4717/

  • BEA
    octubre 24, 2019 en 4:10 pm

    Claro caso de bullying escolar, transmite un mensaje claro y directo a la sociedad en la que vivimos. Considero, como ya habéis comentado, una novela imprescindible para ser leída y trabajada en el instituto.
    El autor relata la historia de manera original a través de los ojos de un niño. El cual define a todos como unos monstruos:
    -Profesor, a punto de jubilarse que no quiere líos: mira para otro lado.
    -El amigo, le puede más el miedo que el valor por defender a su amigo: mira para otro lado.
    -Compañeros, prefieren mantenerse al margen que ser las propias víctimas: miran para otro lado.
    -Directora, lo único que le importa es el prestigio del propio centro: mira para otro lado.
    Y un largo etc. de monstruos
    Y es así como te va creando una sensación de impotencia conforme avanzas la lectura, pensando lo fácil que sería poder ayudar, en cambio decidimos no hacer nada, mirar para otro lado. Y tristemente, esta es la realidad que viven muchos niños en los colegios o institutos hoy en día.

  • Biblioteca UCV
    noviembre 5, 2019 en 11:04 am

    Hola a tod@s,
    A continuación os pasamos una recopilación de las cuestiones que habéis ido planteando y que han sido respondidas por el autor Eloy Moreno al que queremos agradecerle su atención.

    ¿Por qué ha decido hacer capítulos tan cortos? ¿Cuál era la intención o el objetivo?
    La verdad es que es mi forma de escribir, todas mis novelas son así. Es una forma de no cansar al lector, una forma de que tenga ganas de leer un capítulo más y un capítulo más…

    ¿Por qué no se llega a desvelar el nombre del protagonista?
    Preferí no ponerle nombre para que nadie se pudiera sentir identificado. Sabía que lo iban a leer en muchos colegios y no quería que el nombre del protagonista coincidiera con nadie de clase.

    ¿Fue muy costoso encontrar un título tan apropiado como el que le ha puesto a la obra? ¿Fue difícil decidirse?
    La verdad es que el título me costó muy poco, desde un principio lo tuve claro, porque creo que define muy bien toda la historia.

    ¿Ha investigado sobre el perfil del acosador y ha encontrado un denominador común? En este caso se le achaca una razón que justifica su comportamiento agresivo, ¿pero es siempre éste el perfil del acosador?
    La verdad es que estuve hablando con muchos psicólogos infantiles para escribir el libro, y no siempre hay un perfil único del acosador, en muchas ocasiones sí es cierto que suelen tener una carencia de afecto en casa.

    ¿Se ha basado en alguna experiencia personal o de personas del entorno, o es todo pura ficción?
    La verdad es que casi todo lo que ocurre en el libro son casos reales que me han ido contando los psicólogos, que he conocido por padres, profesores…

    ¿En qué se ha inspirado el autor para escribir la novela?
    En casos que me han ido contando o que he conocido por terceros.

Leave a Comment