La ventaja de ser alumno UCV

El Hospital Virtual UCV centro de referencia para las prácticas de grado de la Universidad Católica de Valencia.

Frente a la suspensión de las prácticas en Ciencias de la Salud la alternativa es el centro de competencias clínicas de la UCV.

En la mañana del día 28 de octubre de 2020, el Decanato de Ciencias de la Salud de la UCV ha mantenido una reunión con la Conselleria de Sanidad, Dirección General de Asistencia Sanitaria, la Dirección General de Universidades, la AVAP y todas las Universidades públicas y privadas de la Comunidad Valenciana, para comunicar nuevas medidas de contención. Entre ellas, la suspensión de las prácticas.

Estas medidas afectan a los estudiantes de grado de enfermería y medicina. En consecuencia, sólo los estudiantes de último curso de estas titulaciones podrán continuar con la asistencia a sus rotatorios prácticos en hospitales. Mientras tanto y, con motivo de la suspensión de las prácticas, el centro de competencias clínicas basado en la metodología de la simulación, se postula como la alternativa adecuada. La simulación clínica es un valor añadido en la formación de los estudiantes de la Universidad Católica de Valencia. Sin embargo, es ahora cuando esta metodología complementaria a las prácticas del rotatorio clínico toma mayor relevancia.

La Universidad Católica de Valencia se encuentra en una situación ventajosa gracias sin duda, a la apuesta decidida por la formación basada en la simulación clínica.

Prácticas Alumnos

De esa manera, los estudiantes de todos los cursos en los grados de medicina y enfermería podrán continuar completando su formación. El Hospital Virtual UCV vive un momento excepcional. Es ahora cuando las necesidades generadas por la suspensión de prácticas, pone de relieve la importancia de disponer de un centro de excelencia, donde:

  • Los estudiantes adquieren competencias clínicas a través de la práctica y la experiencia.

  • Trabajan en un centro cuyo entorno está controlado y es seguro.

  • Se benefician de practicar habilidades activamente una y otra vez sin hacer daño.

Los avances en el sector y las nuevas tecnologías abren un mundo de posibilidades. Los participantes de las simulaciones, se enfrentan al desarrollo de casos clínicos que van de lo simple a lo complejo. Las instalaciones de la Universidad Católica de Valencia reproducen un hospital real a menor escala. Ambos factores promueven un realismo cada vez más palpable.

Los son pacientes no reales pero que, sufren alteraciones fisiológicas, emiten señales de constantes vitales y, hablan. Todo ello y, junto a la figura del instructor que diseña los casos clínicos, expone al participante. Así pues, el estudiante deberá enfrentarse a situaciones de diversa consideración. Con ello, se trabaja la reflexión, el pensamiento clínico, y se adquieren habilidades. Éstas permiten mejorar: el juicio diagnóstico, el tratamiento terapéutico, y el pronóstico. Las habilidades de comunicación, la asunción de roles y liderazgo, entre otras cuestiones. Todo ello, sin olvidar las habilidades técnicas invasivas y no invasivas que, antes de emplearse con un ser humano real, permiten al participante adquirir experiencia con un simulador.

En conclusión y, pese a la resolución de la suspensión de prácticas en centros asistenciales. Los alumnos UCV tienen la oportunidad de continuar con formación práctica.

(Visited 38 times, 1 visits today)

Leave a Comment