Experiencia OUT – Andrea Roger

Andrea Roger, estudiante de Enfermeria en la Universidad Católica de Valencia ha realizado su movilidad internacional en Varsovia, Polonia nos cuenta su experiencia:

“Desde que comencé la carrera de enfermería, tenía en mente que en tercero viviría la experiencia del Erasmus, ya que había oído como mucha gente hablaba maravillas de él, y todos y cada uno de ellos te lo recomiendan 100%, y bueno, así fue, llegué a tercero de carrera, y me fui de Erasmus en el segundo cuatri a Varsovia (Polonia) a realizar las prácticas.

image1 (1)

Decidí Polonia como destino porque era uno de los destinos en los que podía practicar el inglés, ya que era uno de mis propósitos principales, por otro lado, había oído que era un país muy barato comparado con España y además es un país muy céntrico por el cual puedes viajar a varios lugares de Europa fácilmente y económicamente… un inconveniente que veía era el frío que hacía allí, pero al final te acabas adaptando y ni lo notas, ya que todos los locales están muy bien adaptados e incluso dentro de los locales puedes estar en tirantes perfectamente.

image4-min

Llegué a Varsovia, el aeropuerto estaba un poco alejado de la ciudad… pero tuve la suerte de que la universidad de ahí nos asignaran un Buddy a cada uno de los Erasmus y mi Buddy vino a recogerme al aeropuerto, además ese día me estuvo dando consejos sobre cómo moverme por la ciudad en transporte público, dónde era mejor comprar la comida, me habló sobre las ventajas que tenía el carné de estudiante, me enseñó la universidad e incluso me enseñó algunas palabras en polaco que serían útiles durante mi estancia… es un gesto que la verdad se agradece un montón ya que si no hubiera sido por ella me hubiera costado mucho más.

Respecto a mis prácticas allí, la verdad que súper bien, estuve rotando cada dos semanas por diferentes servicios, y diferentes hospitales, me gustó mucho porque así aprendía sobre cada uno de ellos, la cual cosa no había visto en España, y lo valoré bastante. En cada uno de los servicios me asignaban a un enfermero que hablaba inglés, ya que no todos ellos hablaban inglés, hablaban polaco, yo iba con miedo, porque el hecho de otro idioma en un hospital y estar aprendiendo, me echaba un poco atrás… pero cada uno de ellos estaban muy pendientes de ti, y eso te hacía sentir más segura y tranquila.

image2 (1)-min-min

Por otro lado, en Varsovia hay muchísima gente haciendo Erasmus, hay una gran cantidad de estudiantes. Personalmente conocí a gente maravillosa, gente que desde el primer momento te transmiten una confianza enorme porque están en la misma experiencia que tú y la cuestión es vivirla y aprovecharla todos juntos. Gracias a ellos he vivido momentos increíbles que nunca olvidaré y que de una manera u otra han hecho de esta etapa de mi vida algo único e inolvidable.

En mi caso tuve la mala suerte de irme durante la pandemia del covid-19, la cual me impidió continuar mi Erasmus y me hizo frenar muchos viajes y planes que tenía planeados, pero el tiempo que pude estar, me sirvió para darme cuenta de lo que es y que vale muchísimo la pena, aunque me hubiera gustado mucho acabarlo como estaba planeado.

image0-min-min

Yo nunca me había ido sola a vivir fuera, y esta experiencia te hace darte cuenta de las cosas que tienes en tu día a día en tu casa, cosa que a lo mejor no las valoras ya que las tienes todos los días, pero el irte solo a otro país te hace darte cuenta de todo lo que tienes y a madurar más como persona y a salir de tu zona de confort siendo totalmente independiente.

Finalmente he de decir, que irse de Erasmus, es una experiencia increíble, me sumo a ser una más de aquellos que me la recomendaron a mí, y animar a la gente que si pueden hacerlo, que lo hagan. Volvería a vivir esta experiencia muchas veces más.

Gracias Warsaw, por enseñarme tanto día a día. Dejo una parte de mí allí.”

image3-min-min

 

(Visited 28 times, 1 visits today)

Leave a Comment