El anunciado repunte de la heroína o el cuento de Pedro y el lobo

Hace mucho tiempo que asistimos periódicamente al anuncio de « la nueva epidemia de heroinómanos”. La realidad es que esa anunciada reaparición de la heroína o de los “zombis del caballo¨, no llega a los dispositivos asistenciales.

¿Qué está ocurriendo?, simplemente es el ya sabido “Que viene el lobo, pero nunca llega” o lo que tenemos es una nueva población de consumidores de opiáceos para quienes los servicios de atención a drogodependientes no son “su recurso”.

drugs-151494_960_720

¿Qué nos dicen las estadísticas?:

Aunque los datos con que contamos proceden de fuentes con metodologías muy diferentes y también su recogida se refiere a periodos temporales dispares, siempre nos pueden acercar a una cierta realidad.

“Hay un repunte del consumo de heroína, que en lugar de pincharse se esnifa”. De esta manera “su consumo es muy disimulado”. El alcohol sigue siendo la droga más generalizada, y se ha producido un repunte en su consumo entre las mujeres. (P. H. 2018)

Las principales sustancias por las que solicitaron tratamiento en Proyecto Hombre son la cocaína, el alcohol, la heroína, el crack, el cannabis y las benzodiacepinas, según el informe de actividad en 2018.

“El número de consumidores problemáticos en España, en la actualidad, es pequeño en comparación con el de otras drogas como «Cocaína o marihuana”. Según los últimos datos disponibles, se situaría en +/- el 0,23% de la población. “En los 90 llegó a haber 150.000 heroinómanos, frente a los aproximadamente 70.000 hoy en día”. (CEU Madrid 2012).

Adicto, La Dependencia De, Adicción A Las Drogas

Puede que la sustancia haya experimentado un posible repunte en España, pero sin alcanzar las dimensiones de «epidemia» que sacude algunas ciudades de EEUU, y sobre todo con los analgésicos opiáceos tipo Fentanilo. Cierto es que un nuevo perfil de adicto a los opiáceos está llegando a las Unidades de Conductas Adictivas, de forma muy puntual, pero esta llegando, es el adicto a los Analgésicos Opiáceos con una dependencia yatrógena por mala prescripción o un mal control de su tratamiento. Es un adicto diferente. Un/Una nueva adicta a los analgésicos opiáceos que en algunas ocasiones presenta Síndromes de Abstinencia muy graves ya que la dosis de opiáceos tipo fentanilo, tramadol, codeína, meperidina… suele ser de dos a tres veces superior a los de cualquiera de los heroinómanos que estamos acostumbrados a tratar en las UCA’s.

Lamentablemente el Plan Nacional Sobre Drogas vuelve a caer en el Topicazo que tanto daño hizo en los años 80 y 90: la heroína no es exclusiva de las clases más desfavorecidas”. Según los últimos datos publicados (PNSD 2020).

El perfil más habitual del heroinómano actual no es el mismo que hace unas décadas.

Estos serían los rasgos del consumidor medio:

  • Sexo: 75% de hombres.
  • Edad media: 44,8 años.
  • Edad media de inicio del consumo: 22,7 años.
  • Vía de administración: En la actualidad se tiende a aspirar o fumar el vapor resultante del calentamiento de la sustancia (chino), pero también se consume por vía intravenosa o por aspiración intranasal.
  • Estatus socioeconómico: La marginalidad y el desarraigo sociofamiliar son característicos en muchos heroinómanos, pero ya no de forma tan acusada como en décadas pasadas.

El inicio en la heroína se da en contexto de policonsumo de muchas otras sustancias de abuso.

La realidad es que, sin llegar a presentar niveles de epidemia o alarma sanitaria, ya existe un nuevo perfil de consumidor de heroína con menor percepción de riesgo que en las últimas dos décadas. Un/una usuario de opiáceos que suele consumir heroína esnifada en ambientes lúdicos y junto con otras sustancias preferentemente psicoestimulantes o psicodisplepticos con la salvedad que el principal cambio se ha producido en la aparición de los y las adictas a analgésicos opiáceos de prescripción médica que no tienen un buen seguimiento profesional y presentan graves complicaciones en su evolución y en el abordaje de su adicción.

No es un repunte de adictos a los opiáceos, pero tampoco es Pedro anunciando que viene el Lobo y nosotros sin creernos nada.

Autor del artículo: Juan José Llopis

JJ Llopis

Dr. Juan José Llopis Llácer. psiquiatra, Master en drogodependencias. Experto clínico de alcoholismo y toxicomanias. Responsable Médico Unidad de Conductas Adictivas. Departamento Salud Hospital General Castelló. Conselleria de Sanitat

Máster Universitario en Educación y Rehabilitación de Conductas Adictivas

Postgrados de Psicología, Terapia Ocupacional y Logopedia

UCV

(Visited 95 times, 1 visits today)

Leave a Comment