Virus Zika: historia de un virus emergente (1952)

Las recientes noticias procedentes de los medios de comunicación sobre el virus Zika nos impactan y en determinadas ocasiones, nos hacen pensar que existe un nuevo virus. Si bien las noticias son impactantes, debemos conocer que la descripción de las infecciones por este virus fueron realizadas en 1952.

El extracto al que me refiero viene comunicado en la red de Medscape de este mismo mes. El artículo comentado por el Dr. Marc M. Gozlan desvelan las referencias del pasado sobre este mismo virus.

En luganda (la principal lengua de Uganda), la palabra “zika” significa “frondoso”. El bosque tropical Zika es un cinturón denso y estrecho de vegetación alta pero truncada con arboledas de gran tamaño, que bordea el Lago Victoria, cerca de Entebbe, a unos 25 kilómetros al este de la capital de Uganda, Kampala.

Durante 10 años, un equipo del Instituto de Investigación de Virus de África Oriental en el Condado de Bwanba en Uganda occidental, dirigido por Alexander J. Haddow, ha estado realizando estudios sobre la epidemiología de la fiebre amarilla en el bosque tropical Zika. Cinco años antes, el Dr. A.F. Mahhafy aisló el virus de la fiebre amarilla de un paciente africano enfermo y de Aedes simpsoni, un mosquito silvestre que habita en las plantaciones de platanares. El aislamiento repetido del virus de la fiebre amarilla demostró que este virus circulaba en un estado enzoótico en simios de la selva, su población hospedera silvestre primaria. Mahhafy y sus colaboradores se propusieron estudiar el ciclo no humano de la fiebre amarilla silvestre, esperando descubrir el vector de la transmisión del virus de la fiebre amarilla a los simios de Uganda occidental.

A la cepa del virus aislado se le denominó “zika” por el bosque tropical de donde se aisló. Un mes después del episodio febril, el mono Rhesus 766 produjo anticuerpos que neutralizaban el virus. El suero obtenido del Rhesus 771 a los 35 días después de la inoculación con suero del Rhesus 766 también neutralizó al virus, aun cuando Rhesus 771 nunca mostró signos de la enfermedad. Esos datos demostraron de manera concluyente que el agente aislado en los ratones provenía del suero del mono centinela (Rhesus 766).

En enero de 1948, se efectuó una captura de mosquitos durante 24 horas en el bosque tropical Zika para tratar de aislar de los mosquitos al virus de la fiebre amarilla. Los entomólogos capturaron mosquitos de diferentes especies o géneros. La captura del mosquito se logró en la plataforma 3, aproximadamente a unos 320 metros de la plataforma 5, que estaba ocupada por Rhesus 766.  Los experimentos demostraron que había un virus en las suspensiones obtenidas de mosquitos A. africanus; la cepa aislada fue el virus Zika. Las suspensiones se inocularon en Rhesus 758 y después se identificó una cepa de virus Zika circulando en el suero de este animal, aun cuando Rhesus 758 no mostró fiebre o signos de enfermedad”.

Cuatro años más tarde, en 1952, Dick, Kitchen y Haddow publicaron sus resultados sobre el virus Zika en dos artículos en Transactions of the Royal Society of Tropical Medicine and Hygiene” (Comentado por: Dr. Tomás García Lozano. Médico Adjunto Microbiología (FIVO). Profesor Asociado Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir”. Sede la Inmaculada, Torrent).

Leave a Comment