Sanciones bibliotecarias

¿Qué sanciones pueden darse al devolver un libro fuera de plazo en la biblioteca?

 

Mucha gente piensa que no pasa nada, que ya lo devolverá cuando pueda o cuando se acuerde pero desde luego que esto no es así.

El sentido de una biblioteca es facilitar el acceso a la información a todos los usuarios y para ello es necesario establecer tiempos de préstamo y que los usuarios los cumplan, de este modo los libros podrán circular entre todos los usuarios interesados. Pero, ¿qué sanciones puede llegar a tener un retraso en la devolución?

Hace tiempo salió en las noticias el caso de una señora de Nueva Zelanda que tardó 67 años en devolver un libro a la biblioteca. El libro en cuestión era una primera edición de “Maori Myth and Legendary Tales”, del autor A.W.Reed

La señora explicó que el libro lo había sacado siendo niña pero que al mudarse le fue imposible poder devolverlo. Justo esto le hizo salvarse de la gran sanción, y es que en ese país no se recogía en sus normas sancionar a menores de edad y dicho libro había sido prestado siendo una niña.

Sanciones bibliotecarias

Facebook

Este no es el único caso que ha salido a la luz respecto a devoluciones con tantos años de retrasos. En la biblioteca de Camelback High School de Arizona (EE.UU.), un día llegó un paquete con dos libros prestados hacia más de 50 años y una carta anónima. En la carta, la persona anónima, explicaba que su retraso había sido causa, como en el caso anterior, de una mudanza y en esta ocasión también le resultó imposible poder devolverlo. Junto con la carta había un pago de 745 dólares (algo más de 500 Euros). Era la suma total de los dos centavos por día de retraso que se pagaba en aquella época.

En la Rugby Library de Warwickshire de Reino Unido devolvieron el libro de “Pinocchio” 63 años más tarde de lo indicado y se devolvió aprovechando una amnistía de multas que había lanzado la biblioteca.

Destaca la multa más alta pagada, según el Libro Guiness de los Récords,  que ascendía a 345.14 dólares. Este caso se dio en la Kewanee Public Library. El libro en cuestión no lo devolvió el usuario de la biblioteca sino su madre que se lo encontró 47 años más tarde.

¿Qué pensáis de ir a la cárcel por no devolver los libros a la biblioteca? Ahora ya no hablamos de sanciones por retrasos, sino de cárcel por no devolverlos. Esto ocurre la biblioteca pública Athens-Limestone, en Alabama. La biblioteca en cuestión acumula 200.000 dólares en libros perdidos y en su esfuerzo de recuperar han redactado una nueva normativa. Según The News Courier

La ordenanza municipal 93-1157 dice que es ilegal para cualquier persona que tiene una tarjeta de la biblioteca a “fallar o denegar la restitución de” cualquier material en préstamo o retirados de la biblioteca pública. Cualquier persona que viole la ordenanza puede recibir una multa de hasta $ 100, ser condenado a una pena de cárcel de la ciudad de 30 días o posiblemente ambas a discreción del juez municipal.

¿Qué os parecen pagar por devolver los libros con retraso o incluso ir a la cárcel? Ya veis cómo tratan en otras bibliotecas el caso de las sanciones. Así que devolved los libros en la fecha indicada o renovadlos pero no los dejéis en vuestras estanterías acumulando polvo ya que es necesario que otros usuarios puedan acceder a ellos.

¡Hasta el próximo lunes!

Etiquetas: ,

Leave a Comment