Villas de libros

En un post anterior comparábamos el número de bibliotecas con los restaurantes de comida rápida Mc Donald’s pero ¿Cuántas librerías pueden haber en un pueblo?

Seguramente muchos de vosotros pensaréis que pocas, una, dos o como mucho tres pero no, existen pueblos con muchísimas más.

En 1961, el bibliófilo Richard Booth decidió comprar un castillo y la antigua estación de bomberos y convertirlos en tiendas de libros de segunda mano en el pueblo Hay-on-Wye en Powys, Gales. Richard Booth recorrió el país adquiriendo bibliotecas enteras y fue construyendo su librería.

Otros siguieron su ejemplo y empezaron a comprar casas abandonadas y otros edificios, convirtiéndolos en librerías. A día de hoy, esta localdiad cuenta con cerca de treinta librerías y una estimación de un millón de libros para unos 2.000 habitantes que tiene el pueblo.

villa de libros

Esta idea se extendió fuera del país a partir del 1977 y actualmente, existen más de 20 Ciudades de Libros en todo el mundo, entre las que se encuentran:

Becherel, Fontenoy-La-Joûte, Cuisery, Charité-sur-Loire y Montmorillon
, en Francia.
Bredevoort, en Holanda.
FJÆRLAND, en Noruega.
Montereggio, en Italia.
Redu, en Bélgica.
Sedbergh, en Inglaterra.
St-Pierre-de-Clages, en Suiza.
Sysmä, en Finlandia.
Tvedestrand, en Noruega.
Wigtown, en Escocia.
Wünsdorf-Waldstadt, en Alemania.
Langkawi, en Malasia.
Jinbo y Kenbuchi, en Japón.
Clunes, en Australia.
Nevada City y Archer City, en Estados Unidos.
Òbidos Vila Literária, en Portugal.

Ahora bien, ¿y España? Pues aquí también tenemos un pueblo así. Se encuentra en Ureña (Valladolid) y cuenta con 10 librerías para sus 220 habitantes.

Se fundó en 2007 en la villa medieval de Urueña y se le ha dado el nombre de “Villa del Libro de Urueña“. En estas librerías se encuentran libros preferentemente antiguos, raros, viejos o descatalogados.

villa de libros

Las “Ciudades de libros” o “Villas de libros” se han desarrollado en aldeas de interés histórico o de belleza escénica. La ciudad del libro ofrece un modelo ejemplar de desarrollo rural sostenible y turismo.

Según la International Organisation of Book Towns la idea de este proyecto es:

  1. Sensibilizar al público sobre las ciudades de libros y estimular el interés mediante la difusión de información a través de Internet y la organización de un Festival Internacional de la Ciudad del Libro cada dos años.
  2. Fortalecer la economía rural y mejorar la calidad de las ciudades de libros mediante el intercambio de conocimientos, habilidades y conocimientos entre las ciudades del libro y sus vendedores individuales y otros negocios.
  3. Emprender otras actividades que puedan servir a los intereses de las ciudades editoriales y reforzar los negocios independientes en las ciudades editoriales, por ejemplo estimulando el uso de la tecnología de la información.
  4. Por estos medios, ayudar a mantener el patrimonio cultural regional y nacional, y aumentar la conciencia pública internacional de tal patrimonio.

 

Esperamos que os haya gustado el post con un toque turístico a la vez que curioso.

 

¡Hasta el próximo lunes!

 

 

 

Leave a Comment