Los UCVLectores hablamos de psicólogos y psiquiatras

Para finalizar el curso 2016-2017 abrimos un nuevo hilo de debate en el Club de lectura UCVLectores. En esta tercera entrega propusimos leer la novela de Rodrigo Muñoz Avia “Psiquiatras, psicólogos y otros enfermos”. Proponíamos una novela fresca y divertida, una novela “risoterapéutica” que nos esbozara una sonrisa y nos relajara después de un intenso final de curso. Esperamos haberlo conseguido y que los miedos, las inseguridades, las dudas y demás vicisitudes del protagonista Rodrigo Montalvo os hayan mantenido más que entretenidos.

Ahora es el momento de que comentemos qué nos ha parecido el libro, cuáles han sido los personajes mas característicos, si compartís la opinión del protagonista sobre los psicoanalistas, etc, etc, etc.

Como siempre el debate lo haremos a través de los comentarios en esta misma entrada y lo mantendremos abierto hasta el próximo jueves 13 de julio.

Animaros que estamos deseando leeros 😉

Si queréis conocer más sobre la biblioteca de la Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir”, haz click aquí.

bibliotecaucv

15 comentarios

  • JR8
    julio 7, 2017 en 8:01 am

    Me ha gustado el libro porque me ha resultado entretenido y eso para esta época del año me ha venido genial. Además es de lectura bastante ágil. Pero me he quedado con ganas de saber si lo que le pasaba al protagonista era cosa de los médicos o en realidad tenía un problema. Es que con la manera que tiene de introducir su problema parece que todo sea una casualidad y que en realidad es un mal momento que ha tenido y a partir de ahí se desencadena todo y va a peor. No sé, esperaba que en algún momento dijera, hasta aquí hemos llegado, solo es que estoy harto de todos y necesitaba decirlo.
    Pero bueno, es un libro recomendable si lo que quieres es pasar un rato ameno. Ahora a ver cuál es el próximo

    • LECTORA
      julio 7, 2017 en 11:35 am

      Pues, fíjate JR8. Yo pienso que realmente, no le pasaba nada. Simplemente el protagonista se ve influenciado o sugestionado a que le pasa algo y se enreda…Quizás porque es una persona un poco débil (en el sentido de tener poca personalidad) por lo que dices de plantarse…

      • JR8
        julio 10, 2017 en 8:08 am

        Hola Lectora,
        Pues así será posiblemente, le puede más la sugestión que otra cosa y se va metiendo en un jardín del que no sabe salir.

  • Amanda
    julio 7, 2017 en 8:22 am

    Me ha parecido muy entretenido, se trata de un libro que se lee muy rápido y que engancha. Respondiendo al lector anterior, yo creo que al pobre Rodrigo no le pasaba absolutamente nada, simplemente estaba hasta las narices de su cuñado el psiquiatra. ¿Quién no ha perdido los nervios alguna vez en las celebraciones familiares?
    Personalmente no comparto la opinión de Rodrigo sobre los psicólogos y otras especies 😉 Son buenos profesionales que tratan de ayudar a sus pacientes a superar sus miedos, no a inculcarles nuevos!
    Aunque bueno… los “personajes” con los que tiene que tratar Rodrigo son tremendos , están para ir al psicólogo ellos.

    Me han encantado los hijos y los diálogos con el padre de Rodrigo, de lo mejor de la novela.

    Recomiendo la novela 100%

  • BEA
    julio 7, 2017 en 11:05 am

    Me ha parecido una lectura divertida y dinámica, ideal para pasar un buen rato. Descubrimos que a través del protagonista principal, Rodrigo, como los pequeños conflictos cuanto más importancia y más tiempo dedicamos en nuestros pensamientos más se agravan. De todos los personaje que aparecen en la novela, me quedo sin duda con el padre de Rodrigo, por su peculiar forma de actuar frente a diversos contextos, que para muchos serían graves problemas, que él los transforma en situaciones divertidas.

  • George
    julio 10, 2017 en 8:24 am

    Hola,
    A mi me ha sorprendido gratamente como el autor va metiendo palabras sin sentido a medida que el protagonista va hablando. Sobre todo al principio me ha llamado mucho la atención, de hecho pensaba que era un error tipográfico. Pero después poco a poco va metiendo más palabras “raras” y esto hace que vayas simpatizando con el protagonista.
    Es solo un detalle pero me ha resultado interesante.

  • JOSÉ
    julio 10, 2017 en 8:26 am

    Lectura muy refrescante sobre todo para estos días calurosos. La obra nos dibuja constantemente una sonrisa en la cara, en ocasiones algo más que una sonrisa, una carcajada se nos escapa. Tiene momentos desternillantes, circunstancias delirantes… Me ha parecido un gran libro de digestión suave que no pretende grandes cosas pero que consigue evadirnos y distraernos.

  • BEA
    julio 12, 2017 en 8:19 am

    ¿Qué pensáis con la critica que hace el libro hacia los psicólogos y psiquiatras?? Es cierto, que es una exageración de la profesión y que, quizás psicòlogos y psiquiatras puedan sentirse algo ofendidos….todo depende del sentido del humor y de la aceptación que tenga cada cual al verse retratado desde el lado humorístico

    • Marieta
      julio 13, 2017 en 10:39 am

      Está claro que se exagera el perfil de estos profesionales, además no creo que estos se pasen todo el día psicoanalizando a la gente, sería muy cansado jeje. No creo que ofenda, si no que se da una visión muy satírica de ellos, además hay que tener sentido del humor. A mi me ha gustado como los presenta, aunque no tanto que meta en el mismo saco a otro tipo de “especialistas”.

  • RUBÉNd
    julio 12, 2017 en 8:34 am

    ¿Qué me decís de padre? jeje. Cada vez que aparece la arma. La idea de vaciarle la piscina al yerno es de traca y a partir de ahí una detrás de otra.
    Ah, y la respuesta del hijo a su despido también es total, en unos años como el padre o peor.
    Me ha encantado el perfil del personaje.

    • PEP
      julio 13, 2017 en 10:41 am

      Estoy contigo RUBÉND, el personaje del padre es todo un acierto y más aún cuando le incita a dejar de auto-compadecerse y pasar a la acción.

  • BIBLIOTECA UNIVERSIDAD CATÓLICA DE VALENCIA
    julio 13, 2017 en 10:51 am

    En principio íbamos a cerrar hoy el hilo de debate, pero hemos decidido dejarlo abierto hasta mañana viernes y con ello cerrar la semana y el curso 2016/2017. Un saludo

  • PEBBLES
    julio 13, 2017 en 11:39 am

    Hola a tod@s! Como bien opina la mayoría, una novela amena, fácil de leer y simpática. Me llevé una sorpresa al ver que los protagonistas no eran ni los psiquíatras ni los psicólogos, como puede dar a entender el título, sino que, todo lo contrario, el protagonista resulta ser el paciente que “sufre” los efectos de la asistencia a las consultas de dichos profesionales. Estoy de acuerdo con Bea, no creo que esta novela sea una crítica hacia la profesión de la psiquiatría o la psicología, la moraleja del libro recae más bien, desde mi punto de vista, en que a veces hacemos una gran montaña de un simple grano de arena y exageramos y nos preocupamos por cosas que no tienen tanta importancia como pensamos (incluso otr@s están “peor” que nosotros jeje). En definitiva, una novela muy peculiar, tanto las situaciones descritas como sus personajes, ¿qué me decís del gato? ¡yo no conozco a ninguno que ladre!

  • BIBLIOTECA UNIVERSIDAD CATÓLICA DE VALENCIA
    julio 14, 2017 en 11:09 am

    Hola a tod@s, hoy cerramos este hilo de debate agradeciéndoos vuestros comentarios y opiniones. De nuevo ha surgido un interesante debate que seguro servirá para que otros lectores se animen con este libro.
    Recordaros que aunque cerremos el hilo, si alguien se ha quedado rezagado en la lectura pero tiene ganas de participar que no dude en enviar su comentario y lo publicaremos encantados.
    Ahora ya pasamos al siguiente libro ¿Cuál será? 😉

Leave a Comment