Alumnos de Derecho UCV en el Consulat del mar

El Consolat del Mar desde dentro.

El día 10 de febrero, los alumnos de 1º B de Derecho de la UCV , acudimos con nuestro profesor de Mercantil I, Don Jorge Sánchez- Tarazaga a la Lonja de Valencia, donde fuimos atendidos por el Cónsul Mayor, Don Vicente Ebri, el cual nos explicó de forma muy amena, el pasado, el presente y el futuro de la Lonja.
Antes me fijaré un poco en el edificio, que se encuentra situado en la plaza del Mercado de Valencia, está considerado como uno de los edificios más bellos de la arquitectura civil de Europa, también cabe destacar que el edificio ha
sido declarado ̈Patrimonio de la Humanidad ̈, la fachada es destilo gótico y en la parte más moderna tiene influencias del Renacimiento que venía de Italia.

Lo que llama más la atención al visitante, o por lo menos a nosotros, es el impresionante salón de las columnas, de casi 12 metros de altura.
Valencia entre los siglos XV y XVI, adquirió una prosperidad muy grande, convirtiéndose en un centro muy activo, de tráfico marítimo, tanto, que el Rey Pedro III, concedió a la ciudad el Tribunal Mercantil del Consulado, imitando así lo que se hacia en las repúblicas italianas, dicho privilegio real fue concedido en 1283, adelantándose en medio siglo al de Mallorca y Barcelona.

No puede saberse la fecha exacta de la constitución de la Lonja, pero sí sabemos que en 1314 bajo el reinado de Jaime II, el Consejo General de la Ciudad, acordó la ampliación de la misma, pero estamos hablando de la Lonja antigua, situada en la plaza de Collado, que subsistió, después de ser edificada la nueva en el lugar que la conocemos, y pasó la primitiva a ser dedicada principalmente al negocio del aceite, por lo que se le conoció con el nombre de la “Llontja de l’Oli“, siendo derribada en el siglo XIX.

La nueva lonja fue construida por el maestro Pere Compte, arquitecto famoso de la ciudad de V alencia, por haber dirigido el último tramo de la Catedral, la primera piedra de la Lonja se puso el 7 de noviembre de 1482 y la última fue colocada el 19 de marzo de 1498.

Fachada de la Lonja y el Consolat del Mar
La Lonja de Valencia fue el primer centro de contratación mercantil de Valencia, equivalente a las “Bourses de Commerce” de París, Marsella etc, equivalente, también, al ” The Corn Exchange” de Londres.
La palabra “Lonja” tiene su origen de la palabra italiana “logia” que alude a la costumbre de reunirse los comerciantes en las lonjas de las iglesias y edificios públicos. La Lonja de Valencia es una institución medieval, allí acudían todos los días los comerciantes e industriales, no solamente gente de Valencia y de alrededores, sino también gentes de todo el antiguo Reino de Valencia, pues fue el primer centro de contratación de su época.

El Gobierno de la Lonja de Valencia tiene su raíz en la institución medieval llamada “el Consulado de la Lonja”, inspirado en el “Consulado de Mar”, en este espacio nació el Derecho Mercantil y se ensanchó el Derecho Marítimo, de los consulados surgió la institución de los “Corredor
es Jurados” que son fedatarios mercantiles antecesores de los “Agentes Comerciales Jurados”. En la actualidad entre otros privilegios tiene el de juzgar breve y sumariamente, “Sola Facti veritatis attentasens brugit e figura de juy“, “solo atento a la verdad del hecho, sin ruido ni forma de juicio”.

El Consulado de la Lonja, es por lo tanto un Tribunal de Comercio, formado por la Junta de Prior y Cónsules, por el Consejo de Consulado y por la Asamblea de Prohombres Mercaderes y en el orden profesional por los Gremios de la Lonja.
Entre sus funciones se encuentran, entre otras, regular los arbitrajes, la inspección de mercancías y su tipificación, fija el horario de las sesiones de la Lonja, ejerciendo una función policial durante las mismas, y, mantiene un laboratorio de análisis químico.

Como anécdota, el señor Don Vicente Ebri, nos enseñó su Whatsapp en el que se veía que tenía contactos con comerciantes de California, París y otros sitios, en los que se comunicaban los precios de diversos productos como el arroz, el trigo etc.
Por lo vivido, explicado y observado en ese día y así como con la documentación que nos enseñó el Cónsul Mayor de la Lonja, puedo prever un gran futuro para la Lonja y decir que el Consulado de la Lonja esta más vivo que nunca, por conforme realizan su trabajo.

Leave a Comment