5 razones por las que Fisiología Humana es la asignatura más importante de Enfermería (y de todas las carreras de salud).

Por Javier Sancho, profesor de fisiología humana (@Javiersanchop)

¿Cómo transmite la información una neurona? ¿Cómo se transforma un haz de luz en una imágen? ¿Cómo regulamos nuestra temperatura, presión arterial, volumen sanguíneo, etc? Éstas y otras muchas preguntas sobre el funcionamiento del ser humano se responden cada día en clase de fisiología.

En la primera clase del año siempre les digo lo mismo a mis alumnos: “la fisiología es la asignatura más importante que vais a estudiar”. Se ríen. Y es que todos los profesores les han dicho lo mismo de sus asignaturas. Pero en este caso es verdad. Me explicaré.

Hoy en día, en cualquier carrera de ciencias de la salud – enfermería incluida – existen dos grupos de asignaturas: las ciencias básicas y las clínicas. La mayoría de alumnos de enfermería están impacientes por tocar las del segundo grupo, ya que aparentemente son las que más responden a su vocación. Pero antes de llegar a la parte más práctica de la carrera han de adquirir una serie de conocimientos que les ayudarán a entender mejor su trabajo. Entre las asignaturas “básicas” brilla con luz propia la asignatura de fisiología, por las cinco razones que alego a continuación:

  1. Da una visión general y unitaria del organismo. La cultura griega, con Aristóteles a la cabeza, empezó a clasificar los distintos elementos y fenómenos de la naturaleza. De hecho, en occidente tendemos a clasificarlo todo: verbos regulares e irregulares, etapas de la historia, elementos químicos, etc. El cuerpo humano, tradicionalmente, se ha dividido en distintos sistemas (respiratorio, digestivo), órganos (esófago, estómago), tejidos (adiposo, conectivo), etc. La fisiología también estudia así el organismo, sin embargo es capaz de relacionar los distintos elementos. Por ejemplo: se puede estudiar la anatomía del riñón y el sistema cardiovascular de manera independiente, pero desde un punto de vista fisiológico, no podemos entender el funcionamiento de uno sin el otro.
  2. Utiliza conocimientos previos para revelarnos nueva información. La fisiología se nutre de muchas fuentes y les da un significado práctico. La biología y la bioquímica nos dan una visión general del funcionamiento de las células: ¿cómo se genera la energía en la mitocondria? ¿cómo se produce la división celular?, etc. Por otro lado, la anatomía y la histología nos habla de estructuras, localización de las mismas y morfología tisular: ¿dónde está corazón? ¿qué capas lo forman? La fisiología en cambio responde a otro tipo de preguntas: ¿cómo se contraen las células de corazón? ¿qué produce la conducción eléctrica entre ellas? ¿cómo se regula la frecuencia cardíaca?
  3. Se centra en el funcionamiento del individuo sano. Conocer las características de la persona en situación de salud – para, más adelante compararlas con las del individuo enfermo – es imprescindible para cualquier profesional en el campo de la enfermería o la medicina.
  4. Su conocimiento es vital para entender otras asignaturas: Muchos alumnos me han comentado como el conocimiento adquirido en clase de fisiología les facilitó –años más tarde – el estudio y comprensión de otras asignaturas, como farmacología o fisiopatología. Incluso algunos alumnos que ya trabajaban en hospitales me comentan que el estudio de esta asignatura les ha permitido entender mejor lo que le pasa a sus paciente.
  5. Es apasionante. Para aquellos que nos entusiasman las ciencias de la salud, entender cómo funciona el cuerpo humano no es sólo una obligación, sino un placer nunca satisfecho del todo. Y es que la fisiología es un campo inabarcable. Cada día se conoce algo nuevo sobre el funcionamiento del organismo, por lo que es importante estar al día sobre los nuevos descubrimientos científicos.

 

Fisiología Humana

Enfermería UCV

Enfermería UCV

Leave a Comment