LA IMPORTANCIA DE LAS MOLÉCULAS EN NUESTRA VIDA: TERAPIA CON CÉLULAS TRONCALES. NO PODEMOS DESPERDICIARLAS.

BIOQUÍMICA
LA IMPORTANCIA DE LAS MOLÉCULAS EN NUESTRA VIDA: TERAPIA CON CÉLULAS TRONCALES. NO PODEMOS DESPERDICIARLAS.
Por Rossana Estellés, Profesora de Bioquímica Clínica

La Bioquímica supone el estudio de los procesos biológicos a nivel molecular. Nosotros podemos ver cómo se desarrolla un organismo, se alimenta y realiza todas sus funciones vitales pero es necesario destacar que todos estos procesos son el resultado de reacciones entre moléculas que forman parte de las propias células así como del entorno que las rodea.
El conjunto de estas reacciones químicas está perfectamente organizado y regulado y se traduce en un adecuado comportamiento celular dando lugar al maravilloso proceso de la vida.

Nuestro organismo procede de una única célula que a través de sucesivas divisiones y diferenciaciones (todo ello ocurre a través de interacciones bioquímicas) da lugar al individuo completo. Estos procesos celulares están perfectamente regulados y se ven influenciados por el linaje, es decir los genes y su comportamiento, la información de posición, las “células vecinas” y el entorno químico, las moléculas que rodean a las células.

La alteración de las adecuadas funciones celulares supone la base molecular de las patologías y en algunas ocasiones el propio organismo presenta recursos para contrarrestar el fallo. Todos conocemos la capacidad de regeneración de determinados tejidos como el óseo, hepático y sanguíneo.
Esta regeneración ocurre a través de las células madre o células troncales que son aquellas que tienen como características el reproducirse a sí mismas y tener la capacidad de generar células de otros tejidos, es decir de diferenciarse. Esto ha permitido un gran avance en el campo de la medicina regenerativa con mucha relevancia en la actualidad y que trata de elucidar estos mecanismos. Además ya disponemos de terapias reales con gran eficacia.

En este contexto los mayores avances se han conseguido en el campo de la hematología y es necesario fomentar la conservación de la Sangre de Cordón Umbilical (SCU).

Se trata de un valioso material biológico que permite tratar con éxito una serie de enfermedades hematológicas tales como: neoplasias, especialmente leucemias o linfomas, fallos de la médula ósea y otras enfermedades hematológicas. Forma parte de nuestro trabajo concienciar a las futuras madres para que conserven la sangre fetoplacentaria tras el parto. Este hecho no supone ningún riesgo para la madre ni para el hijo y permite la posibilidad de salvar vidas que hace unos años estaban seriamente comprometidas.

El primer tratamiento con SCU se realizó en 1988 por el grupo de Gluckman y desde entonces ha seguido una evolución muy satisfactoria. El trasplante de progenitores hematopoyéticos de SCU presenta destacadas ventajas como disponibilidad inmediata, buena tolerancia inmunológica y fácil obtención.

Hoy en día existen en muchos países numerosos Bancos de Sangre de Cordón Umbilical que funcionan de modo privado o como bancos públicos.
En España en concreto, existen siete bancos públicos que permiten la donación de SCU de forma altruista y pública. Este hecho hace posible el trasplante de precursores hematopoyéticos en los pacientes compatibles que lo necesiten. Resulta obvio que esta alternativa presenta ventajas frente al trasplante de médula y aún queda mucho camino para que no se desperdicie ni una sola posibilidad de conservar este valioso material
biológico.

Como decíamos al principio, cuando las moléculas que participan en cualquier proceso celular presentan alteraciones, estamos obligados a entender los mecanismos involucrados para poder paliar el problema. Este planteamiento, como tantas investigaciones realizadas desde el punto de vista de la bioquímica, llevó hace años a comprender el funcionamiento de los precursores hematopoyéticos presentes en la sangre de cordón umbilical y por tanto hoy hemos querido destacar la Donación de SCU como un hecho de gran trascendencia clínica y su divulgación como parte del
compromiso al que todos los profesionales de la salud estamos obligados.

No podemos cruzarnos de brazos y hay que seguir adelante hasta que la donación de SCU esté tan asumida y normalizada por la población como la donación de sangre habitual a la que estamos totalmente acostumbrados. En este momento habremos conseguido que estas células recolectadas puedan salvar el mayor número de vidas posibles especialmente en enfermedades que aún suponen un riesgo.

Ayúdanos a que no se pierda ninguna posibilidad de curar!!!!
Enlace de interés:
http://www.ont.es/informacion/Paginas/DonacionSangredeCordonUmbilical.aspx

Enfermería UCV

Enfermería UCV

Leave a Comment