La declaración de Oviedo

La Declaración de Oviedo

El Informe Mundial sobre las Drogas 2023 de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) identificó la necesidad de proporcionar e implementar iniciativas internacionales de prevención del uso de drogas a gran escala, de esta necesidad surgió la Declaración de Oviedo. UNODC | Agenda 2030 en América Latina y el Caribe

La declaración de Oviedo es un documento elaborado por más de 150 expertos a nivel mundial que supone una iniciativa global para la prevención de drogas. Nace el 9 de junio de 2023, en una consulta organizada por proyecto hombre, donde más de 30 representantes de gobiernos, instituciones académicas y diferentes organizaciones se reunieron en la Oviedo para explorar diferentes estrategias efectivas cuyo objetivo será prevenir el consumo de drogas.

Estas estrategias se enfocan en las vulnerabilidades que tienen relación con las consecuencias negativas para la salud, a nivel social y en los comportamientos adictivos, y con todo ello se elaboraron diferentes propuestas.

  1. Solicitar a los países dedicar al menos el 25% de su estrategia y presupuesto de reducción de la demanda de drogas a la prevención para el 2030
  • Estas políticas deben equilibrar de manera proporcional las medidas de reducción de la demanda y oferta de drogas, garantizando la salud pública y la seguridad de todas las personas y sus derechos humanos.

2. Promover un enfoque de prevención dirigido a todas las edades del desarrollo y favoreciendo una prevención más temprana

  • La prevención debe iniciarse lo más temprano posible y teniendo en cuenta los períodos que van desde el embarazo, el neonatal, la infancia y la adolescencia, identificando áreas prioritarias de intervención familiar, escolar y comunitaria, así como continuar en la edad adulta.
  • La prevención efectiva se centra en fortalecer los factores protectores así como en un empoderamiento personal, emocional y social.

3. Fomentar la investigación y la evaluación para evitar estrategias de prevención ineficaces o contraproducentes

  • Esencial para evitar políticas sobre drogas basadas en percepciones y creencias erróneas y para garantizar una prevención efectiva en contextos sociales, económicos, políticos y culturales.

4. Ampliar la visión de respuestas preventivas para desplazar el enfoque centrado en las drogas hacia el individuo y la comunidad

  • Centrarse en la persona en vez de en las drogas, permite la consideración de las vulnerabilidades a nivel individual y el potencial efecto protector de las estructuras sociales y del marco legislativo posibilitando prevenir el consumo de todas las dDi no a las drogas ilustración vectorial | Vector Premiumrogas incluso las no relacionadas con sustancias

5. Incorporar enfoques interseccionales en la prevención que abarquen todos los colectivos en riesgo

  • El impacto del consumo de drogas depende de determinantes sociales influenciados por varios factores por lo que se debe incorporar un enfoque holístico e interseccional, dando una respuesta adaptada a las necesidades específicas de cada individuo en cada contexto.

6. Impulsar sistemas de prevención que involucren múltiples actores y que documenten la efectividad y rentabilidad para su implementación global

  • Los sistemas de prevención deben reunir medidas y esfuerzos de sectores gubernamentales, no gubernamentales y comunitarios para dar servicios en diferentes edades de desarrollo.

7. Proporcionar cobertura universal desde un continuum de atención

  • Junto con un enfoque de salud pública, los países deben ofrecer una prevención accesible y asequible, global y localmente, interconectada, desde una atención continua, con la promoción de la salud, la detección e intervención tempranas, la reducción de daños, el tratamiento de adicciones, la rehabilitación y la integración social.

8. Priorizar la acción en los países de renta baja y media

  • En los países de renta baja y media, así como los que atraviesan crisis humanitarias, puede que falten infraestructuras básicas de atención social y sanitaria, por lo que invertir en prevención debería ser una prioridad.
  • Alentar la construcción de alianzas entre gobiernos, organizaciones, sociedad civil y sector privado, así como el intercambio de experiencias desde un enfoque de Acción Sin Daño que contempla la contextualización y adaptación local de las intervenciones.

9. Capacitar a las generaciones actuales y futuras de profesionales de la prevención

  • Reconocimiento del papel clave de los/las profesionales en la prevención así como procesos de certificación y de formación continua
  • Instar a la comunidad educativa a incorporar la ciencia de la prevención de conductas de riesgo en los planes de estudio troncales y obligatorios en la enseñanza de las ciencias de la salud, la educación y sociales.

10. Dar seguimiento del estado de las políticas de prevención a través de una supervisión responsable

  • Invitar a los países, la Comisión de Estupefacientes, la UNODC, la OMS y organizaciones relacionadas a evaluar la cobertura, pertinencia, implementación, inversión y efectividad de las políticas de prevención de drogodependencias en sus jurisdicciones a través de sistemas permanentes de monitorización y de recogida y análisis de datos con informes internacionales, regionales, nacionales y locales o evaluaciones con la colaboración de la sociedad civil.

Objetivo actual

Una vez elaborada la Declaración, su objetivo actual es la difusión para que organizaciones, asociaciones y sobre todo, gobiernos se adhesionen. La Declaración de Oviedo se presentará en Viena del 18 al 22 de marzo, en el marco de la 67º sesión anual de la Comisión de Estupefacientes de Naciones Unidas.

El período de adhesiones comenzó el 1 de enero de 2024. Para adherirse y ver la lista de organizaciones adheridas: www.oviedodeclaration.org

 

Postgrados de Psicología, Terapia Ocupacional y Logopedia

UCV

(Visited 14 times, 1 visits today)

Leave a Comment