Experiencia Erasmus en Bélgica – La alumna Teresa Vila Vives, de la Facultad de Enfermería, nos cuenta su experiencia.

Bélgica(Brujas)

Teresa Vila Vives

Toda esta aventura comenzó justo cuando volví de Jyväskylä (Finlandia). Mi experiencia en Finlandia había sido tan enriquecedora y positiva en todos los aspectos que la idea de poder repetir algo similar, pero en otro país no dejaba de rondarme por la cabeza. Y no solo a mi, si no también a mis otras dos compañeras que habían venido conmigo.

Finalmente, Carla y yo decidimos ir a hablar con nuestra queridísima coordinadora de internacionales, Esther Navarro (responsable de las dos mejores experiencias de nuestras vidas)  y.. En un abrir y cerrar de ojos.. ¡ya teníamos nuevo destino! ¡¡Brujas!!

Nosotras llegamos a Brujas el 24 de Enero, pero no comenzamos las prácticas hasta el 11 de Febrero porque la VIVES (nuestra universidad en Brujas) tenía organizada una semana de bienvenida donde nos habían planificado actividades muy divertidas y que nos permitieron además de conocer un poco la ciudad y la cultura belga, también al resto de estudiantes internacionales. Son actividades opcionales la gran mayoría, pero recomiendo mucho ir, los primeros días es muy importante no perderse nada que te permita conocer a gente y sobretodo la ciudad donde vas a vivir, te ayuda a adaptarte mucho antes.

En Brujas nosotras decidimos vivir en una residencia (Studio Brugge, al lado de la estación de tren), hay varías más, pero bajo mi punto de vista esa es la mejor por su localización y ambiente. Aun que al principio es un caos compartir la cocina con tanta gente, acabas formando una familia y nunca te falta apoyo ni compañía. Te sientes como en casa.

Para movernos por la ciudad nosotras alquilamos una bici (como todos los estudiantes y la gran mayoría de locales) y lo recomiendo 100%. Es mucho más divertido de lo que suena, íbamos a todo lados ella, a la universidad, al hospital, a la compra, al laundry.. Incluso por las noches ¡salíamos en bici!, las vueltas a casa más épicas de mi vida sin duda.

Brujas es una ciudad pequeñita y muy cómoda, todo esta a 10-15 minutos en bici (excepto el hospital que esta a unos 20 minutos) y lo mejor de todo era el precio, 6 euros al mes nos costaba alquilar la bici por ser estudiantes.

Si el año anterior me enamoré de los bosques nevados y los lagos congelados de Jyväskylä, este año lo hice de las casitas de cuento, los canales, los parques y el olor a gofres con chocolate de Brujas.

Además de visitar cada fin de semana un lugar nuevo de Bélgica, también viajamos a otros países. Desde Brujas tienes muchos trenes y autobuses y desde  Bruselas hay vuelos muy baratos a muchísimos sitios. Sin duda, este año hemos podido viajar muchísimo y no puedo tener mejores recuerdos de todos esos viajes.

Respecto a mis prácticas, siendo sincera, pensaba que al ser la segunda vez que me iba, todo iba a ser un poco más fácil y que iba a poder lograr adaptarme con mayor rapidez, por ello, decidí escoger la UCI como mi servicio de prácticas. La verdad que las prácticas en este servicio fueron duras, no solo por toda la cantidad de cosas nuevas que aprendes en UCI (es un servicio muy diferente a los que yo había estado anteriormente) si no también por lo estrictos que eran con los horarios, con los descansos y lo exigentes que son los belgas con los estudiantes. Yo creo que no llegaban a comprender del todo que era una estudiante extranjera y que el idioma me dificultaba muchas cosas. Aun así estoy tan contenta de todo el trabajo que hice, de mi esfuerzo, de como supe sobreponerme a todas las barreras con las que me encontraba (la gran mayoría debido al idioma) en muchos momentos para poder realizar mi trabajo de enfermera y he aprendido tanto en todos los sentidos que sin duda, ha merecido mucho la pena. La enfermería es una profesión en la que se trabaja en equipo y por eso es importante tener mucha habilidad para trabajar con cualquier tipo de personas. Como ya “casi enfermera” que soy y con la vista puesta en buscar trabajo, pienso que tener esa capacidad de desenvolverse y adaptarse te da mucha ventaja a la hora de incorporarte a un nuevo trabajo, en un nuevo servicio y con un equipo nuevo. ¡Hay que estar preparado para todo!

Después de mis dos experiencias pienso que, es normal que salir de la zona de confort de un poco de “miedo” al principio..  Puede que salir de tu “mundo” y dejar todo a lo que estas acostumbrado asuste un poco al principio.. Pero dejarse llevar, ser valiente y atreverse te enseña tantas cosas.. ¡Que hay que llevar cuidado! Una vez sales, descubres tantas cosas nuevas que no hubieses aprendido si no lo hubieses hecho, que luego no quieres volver.

Solo tengo palabras de agradecimiento por haberme dado la oportunidad de poder vivir dos experiencias tan increíbles y que sin duda, nunca olvidaré.

Teresa Vila 2 Teresa Vila 1

Leave a Comment