Experiencia OUT – Belén Antolinos García

Aquí la experiencia de nuestra alumna Belén Antolinos, estudiante de Biotecnología, que realizó su movilidad Erasmus Estudios en Lyon (Francia), concretamente en la Universidad Católica de Lyon (UCly).

“La experiencia Erasmus tiene la “e” de extraordinaria. Partí a Lyon para quedarme durante un semestre con la intención de aprender más sobre biotecnología, a desenvolverme con mayor soltura en el laboratorio, ser independiente, conocer nuevas culturas y mejorar mi francés. 6 meses después, puedo decir con gran orgullo que he alcanzado todas y cada una de estas metas. Erasmus implica un desarrollo personal de valor incalculable en todos los sentidos y lo que más choca es lo rápido que sucede todo. Esta experiencia se pasa a la velocidad de la luz, sin darte cuenta, ya estás de vuelta en casa.

Captura

Como cualquier otra experiencia, implica una época deadaptación al comienzo. No todo fueron risas. Las clases en francés en la ESTBB – UCly (Université Catholique de Lyon) – se hicieron duras al principio (en especial las prácticas), pero no tardé en hacerme al nuevo ambiente y a las personas. Las clases allí resultaban muy productivas y tenía muchísimas horas de laboratorio por semana, lo cual he encontrado especialmente positivo por la experiencia que he adoptado. Los estudiantes Erasmus tenemos un “algo especial” y es que despertamos ternura en los locales porque “somos nuevos” o “no controlamos el idioma” o es que “nosé cómo tramitar esto o lo otro”. Al principio todo son dudas, pero resulta increíble ver cómo genteconlaqueni siquiera compartes el idioma se aproxima a ti, te enseñan su mejor sonrisa y te ayudan con lo que sea. La gente se abre mucho más sabiendo de dónde vienes y es que resultamos “curiosos” o incluso “exóticos” para ellos. Tuve la suerte de tener a amigos franceses pendientes de mí y verdaderamente acogedores.

Captura2

Yo me siento especialmente afortunada por haber escogido vivir en una familia de acogida. Hacía vida normal con ellos, como las cenas entre semana y me pude “entremezclar” con la cultura local. Además, fueron personas muy cálidas, siempre dispuestas al intercambio cultural y atentas a lo que yo necesitara. Ese ha sido uno de los puntos más fuertes de mi experiencia personal Erasmus. Muy recomendable buscar esta opción como alojamiento. Por otra parte, Lyon es una ciudad llena de magia; es preciosa, con un clima muy bueno (algo más frío que en Valencia), llamada la “verdadera capital gastronómica francesa” y con una localización idónea (en el centro del país). Tiene gran cantidad de museos y edificios de fachadas imponentes.

Lo mejor se hizo esperar para principios de diciembre con la “Fête des Lumières” o “Fiesta de las Luces”, el cuarto evento más multitudinario del mundo y celebrado con motivo de la Inmaculada Concepción. Lyon se prepara para ofrecer diferentes espectáculos de luces durante 4 noches en diferentes puntos de la ciudad sobre los que se proyectan vídeos y efectos especiales alucinantes. Aquellos días fueron de los más entrañables de la estancia.

La proximidad con París (dos horas en tren) me permitió ir a ver a una amiga que había hecho previamente un Erasmus en Valencia (yo fui su buddy) y disfrutar de la faceta de París más navideña.

Captura3

En conclusión, ahora me doy cuenta de que Erasmus te proyecta lo mejor de cada persona. Erasmus para mí han sido viajes, estudio, laboratorio, esfuerzo y dedicación, pero sobre todo personas. Sin duda, repetiría una y mil veces.”

Muchisimas gracias por compartir tu experiencia con nosotros Belén, ¡te deseamos lo mejor en el futuro!

(Visited 18 times, 1 visits today)

Leave a Comment