Experiencia Out – Irena Concha Saenz-Torre

Hoy tenemos la experiencia out de Irene Concha, alumna de enfermería que ha realizado su movilidad Erasmus en la Escola Superior de Enfermagem de Säo José de Cluny situada en Funchal, Madeira (Portugal). A continuación su experiencia out:


“Siempre había oído que una de las mejores experiencias que puedes vivir en la vida es irte de Erasmus, y ahora que he tenido la oportunidad de hacerlo puedo asegurar que el tópico es cierto.

Estos tres meses que he vivido en Madeira han sido increíbles en todos los sentidos, con sus momentos buenos y otros menos buenos, pero siempre aprendiendo de todo y ganando experiencia tanto a nivel académico como personal.

Para empezar, creo que no podía haber elegido un destino mejor que la preciosa isla de Madeira. Antes de llegar ya sabía que me iba a gustar, pero sin duda la realidad superó a mis expectativas. Madeira es una isla paradisiaca con un montón de rincones preciosos donde perderte y todos los fines de semana el grupo de erasmus organizábamos excursiones y actividades en el mar o a la montaña para ir descubriéndola poco a poco: Surf, escalada, paseos en catamarán viendo delfines, miradores y acantilados con vistas increíbles de los distintos puntos de la isla, senderismo atravesando los bosques frondosos del corazón de la isla, etc. Por otro lado, la capital Funchal es una ciudad con mucho encanto que también tiene sus rincones particulares. Es acogedora y con muy buen ambiente, por no hablar del tiempo tan genial que hace durante todo el año.

2

En cuanto a la universidad de acogida, solo tengo palabras de agradecimiento. Desde el primer momento toda la organización se volcó con nosotras y estuvieron muy pendientes de que estuviéramos bien durante todo el Erasmus. Estaban disponibles siempre que lo necesitábamos y nos ayudaron en cualquier problema que nos surgió. Nos preguntaban cada semana cómo nos estaba yendo en las prácticas y si necesitábamos algo. Destacaría la actitud tan cercana y amable con la que nos trataron, invitándonos incluso a comer con ellos y a hacer excursiones. Nos hicieron sentir literalmente como en casa.

5

De las prácticas en el hospital también me llevo sensaciones muy positivas. Nos dieron la oportunidad de elegir los servicios en los que queríamos realizar las prácticas, y yo elegí Urgencias y Pediatría. En ambos he aprendido mucho, pero resaltaría especialmente el servicio de Urgencias donde he visto y practicado una gran variedad de técnicas que no había realizado nunca antes. Todo el equipo me trató estupendamente, facilitándome la estancia todo lo posible y teniendo siempre en cuenta las dificultades con el idioma que los primeros días me suponían una barrera.

Me llevé especialmente bien con el equipo de urgencias, tanto que mi último día de prácticas me hicieron una despedida sorpresa y hoy todavía sigo manteniendo el contacto con ellos. En cuanto a las condiciones del hospital, puedo decir que eran bastante peores a lo que yo estaba acostumbrada en España, hecho que me ha servido positivamente ya que siempre es bueno aprender a trabajar en distintas situaciones y no acomodarse a trabajar siempre de la misma manera. Sin embargo, aunque las condiciones no eran las adecuadas, el equipo enfermero me ha parecido muy profesional y he aprendido de ellos en muchos aspectos.

6_optimized

Durante los tres meses me alojé en la residencia universitaria de la ciudad y sin duda fue la mejor opción que podía elegir ya que gracias a eso he podido conocer a mucha gente increíble de diferentes países y aprender otras costumbres y culturas que me han parecido muy curiosas e interesantes. Además me ha servido para perfeccionar mi nivel de inglés ya que era el idioma en el que nos comunicábamos entre todos, aparte de haber aprendido también a defenderme bastante bien en portugués.

1

Todos en la residencia nos llevábamos genial, salíamos juntos de fiesta y organizábamos todos los planes y excursiones que podíamos. Aunque los primeros días en la residencia fueron un poco difíciles, enseguida nos adaptamos y al final todos éramos como una gran familia que me llevaré para siempre. Pero como todo, el Erasmus también llega a su fin, y aunque desearías poder parar el tiempo, solo te queda recordar todos esos momentos vividos, toda la gente maravillosa que has conocido y todas las cosas que has aprendido de cada una de ellas.

3

En conclusión, la experiencia out vivida ha sido inolvidable. He tenido tiempo para divertirme, salir de fiesta, estudiar, viajar…pero sobretodo para aprender, aprender de la vida. He aprendido a ser más independiente y a solucionarme los problemas yo sola, he aprendido a adaptarme a distintas situaciones en las que nunca me había visto y a las que no estaba acostumbrada. He salido de mi zona de confort y me he dado cuenta de que hay un montón de cosas y personas por descubrir ahí fuera, y que pueden llegar a ser igual o incluso mejor de lo que ya conozco. He evolucionado y crecido como persona, y se con certeza que voy a acordarme de estos meses toda la vida. Así que si alguna vez me preguntan sobre ello, mi consejo siempre será: si os estáis planteando ir de Erasmus, sin duda hacedlo; no os arrepentiréis.

Muy agradecida por la oportunidad que me habéis dado.”

¡Muchas gracias Irene por tu enriquecedora experiencia out! ¡Te deseamos lo mejor en tu futuro!

(Visited 139 times, 1 visits today)

Leave a Comment