Experiencia OUT- Maria del Carmen en Irlanda

Hoy tenemos la experiencia de Maria del Carmen Escudero, estudiante del PIMM que estuvo el semestre pasado realizando sus prácticas de movilidad ERASMUS, en un pequeño pueblo llamado Kilbride, Irlanda. A continuación su experiencia:

“El 31 de agosto empezó mi aventura. Después de muchas despedidas y alguna que otra lágrima comenzaba lo que iba a suponer un gran cambio en mi vida, mi erasmus en Irlanda.

1

Al ser estudiante de PIMM y mirando a los 3 años anteriores, sabía que no iba a ser un erasmus cualquiera pero que iba a ser especial y sobre todo inolvidable.

Y así está siendo.

Tuve la suerte de que los primeros días vinieron mis padres y mi hermana para conocer la ciudad (Dublín qué bonita eres) y sentirme un poco más acogida. Primera vez que iba a estar sola en el extranjero, asustaba un poco la verdad, así que la mejor forma de empezar era con un poco de apoyo familiar, y menos mal.

El idioma, sus horarios, sus costumbres… Todo nuevo, sorprendente y confuso a veces, pero a mí me parecía toda una maravilla.

Aun no me he acostumbrado a comer a las 12, cenar a las 18, conducir por el lado contrario o mirar al lado que toca cuando voy a cruzar, quiero decir ni siquiera tienen pasos de cebra pero una se acaba acostumbrando (y enamorando) de este país.

4

Irlanda es… Preciosa, mires donde mires esta verde y limpio. La gente más simpática y amable imposible, aún no he encontrado a alguien que me haya contestado mal o me haya negado su ayuda. Y eso es algo impresionante.

Al principio no sabía dónde me estaba metiendo, nuevo país, idioma que aunque lo haya ido estudiando desde el colegio nunca lo he usado como mi primer idioma,  gente totalmente desconocida… Era la primera vez que hacia algo así y la verdad es que no me arrepiento.

No simplemente por el hecho de que este aprendiendo y mejorando como profesional docente ya que todas las mañanas voy a un colegio a hacer prácticas en un pequeño pueblo llamado Kilbride, en el que los primeros días no entendía nada (claro hablaban irlandés) pero del que a día de hoy me llevo grandes profesionales, alguna que otra amiga y los corazones de mi clase de 3° de primaria y mis niños autistas.

Si no, porque creces como persona, te independizas,  desaparecen tus inseguridades,  tus miedos, la vergüenza o el qué dirán.

Aprendes a estar sola, aprendes a saber vivir por ti misma.

3

A demás hacer turismo, conocer la vida diurna y nocturna de otras ciudades, conocer gente vayas donde vayas, comer comida que nunca jamás pensante que probarías o simplemente pasear por un parque… Son recuerdos que no vas a olvidar nunca. Y poder hacerlo con 21 años es una gran oportunidad.

Personalmente recomiendo vivir esta experiencia sin ninguna duda. Yo me lo busqué por mi cuenta, me busqué colegio, casa, pueblo, transporte para poder llegar al colegio… Todo y no sé si por suerte o por insistencia está siendo la mejor experiencia de mi vida. Por eso animo a todos aquellos que lo intenten porque de verdad, merece la pena luchar por esto.”

2

Muchas gracias por compartir tu experiencia con todos nosotros. Te deseamos lo mejor para el futuro!

(Visited 126 times, 1 visits today)

Leave a Comment