Experiencia OUT – Sarah en Finlandia

La alumna Sarah Soler Gonzalbo de 4º de PIMM de la Universidad Católica de Valencia nos cuenta su experiencia Erasmus prácticas en Saunalahti School en Espoo (Finlandia).


  1. Cómo empezó todo

Como para cualquier profesional que se dedique a la educación, Finlandia es un referente a nivel mundial. Para mí, fue un objetivo desde el principio, cuando empecé a estudiar en la Universidad Católica de València “San Vicente Mártir”. Dos años más tarde leí varios artículos sobre Saunalahti School. Fijé aquí mi objetivo aunque lo vi tan ambicioso en su momento que realmente no sabía si verlo como una meta definitiva. Tras mucho trabajo pude hablar en persona con la directora y, después de mantener una conversación con ella, me dijo que podía hacer mis prácticas erasmus aquí. Ese día lloré de felicidad como nunca lo había hecho.

Sarah

Sarah con la directora Hanna Sarakorpi, la vicedirectora Minna Wellin; Salla Stigel, secretaria; y Niina Pihlajamaa, encargada del edificio.

  1. Qué significa para mí estar aquí

Para mí estar aquí significa que trabajando por todo aquello en lo que creo puedo llegar a cualquier objetivo. Siempre planteando la ambición dentro de mis límites, un punto medio entre reto y realismo. El trabajo duro merece la pena cuando puedes disfrutar de estos resultados.

  1. Qué me está aportando estar aquí

Estar aquí me ha hecho crecer en muchos aspectos.

El primero y más importante es el haberme conocido a mí misma. Vivo sola y aquí no hay nadie más como yo, así que antes de conocer a gente nueva estuve bastante tiempo conmigo misma. Considero que hoy en día, y más con las nuevas tecnologías, pocas veces nos paramos, nos analizamos, nos intentamos entender. Para ser un buen profesional, en cualquier ámbito, primero uno ha de saber sus fortalezas, sus defectos y cómo utilizarlos, y eso se hace con el pensamiento consciente sobre uno mismo.

Esto también te hace aprender sobre aspectos vitales, como por ejemplo sobre “cuánto vale un peine”. Me gusta pensar que esto es como un cursillo rápido de vida en el que estás a la altura o caes, y ese esfuerzo para estar a la altura, cuando estás lejos de tu familia, tus amistades y en definitiva, lejos de tu zona de confort, te hace crecer a un nivel exponencial.

Estar aquí también me ha hecho darme cuenta de que mis intereses por el aprendizaje no están solamente centrados en el terreno educativo. Además, este último, está relacionado estrechamente con el emprendimiento, las nuevas tecnologías y las start-ups más de lo que pensaba, ámbitos en los que me gustaría estar más formada para poder llevar a cabo nuevas ideas y sentirme más capaz a la hora de desarrollar nuevos proyectos.

Por último, cuando viajas a otro país para una estancia más larga, no solo conoces una nueva cultura y costumbres, sino que te das cuenta de cómo es realmente la sociedad en la que vienes, aprendes mucho sobre tu país y aprecias más todo aquello a lo que antes estabas acostumbrado. Te incita a ser más agradecido y a pensar más detenidamente en los detalles del día a día.

  1. Cómo son los finlandeses

Los finlandeses, a primera vista parecen personas frías y reservadas, pero tan solo hace falta conocerles un poco más para saber que son una sociedad admirable. La muy comentada honestidad forma parte, junto con la empatía, de un carácter realmente agradable. En el colegio todos me han acogido cálidamente y me he sentido una más. Se nota que el clima forja el carácter. Los finlandeses respetan mucho el espacio personal de los demás y para ellos resulta extraño que nosotros estemos hablando y tocando el brazo del otro o dando pequeños toques en la espalda. Cuando se conocen todos se dan la mano, y besar a alguien en la mejilla requiere de mucho más que confianza amistosa.

  1. El mejor colegio del mundo
Sarah2

Visita a la Kaisa House (Biblioteca Principal de la Universidad de Helsinki) con Minna Wellin y Hanna Sarakorpi.

Cuando hablas del mejor colegio del mundo a muchos se les viene la cabeza las imágenes de lo impresionante que es el edificio. Pero el edificio es nuevo de 2012 y una pedagogía no se construye en 5 años. Los maestros y asistentes que trabajan allí ya estaban desarrollando la pedagogía que usan en otro antiguo edificio antes de trasladarse a este. Lo que tiene de especial es que cada alumno tiene un plan personalizado con sus propios objetivos, y a pesar de tener cada uno objetivos diferentes, se trabaja de forma cooperativa. Se dedica también mucho tiempo a la preparación de clases y a las reuniones con los distintos equipos que forman el total de maestros y asistentes. Esto es lo que la diferencia del resto de escuelas finlandesas. Vale la pena visitar el edificio y que te expliquen cómo funcionan.

Personalmente, he aprendido de cada detalle, de cada actividad en la que he participado a diario y también se me ha dado la oportunidad de desarrollar algunos proyectos. Uno de ellos en la clase de español. Los alumnos finlandeses se han hecho pasar por españoles de Erasmus en Finlandia y han respondido a algunas preguntas. Este ha sido el resultado:

VIDEO


¡Desde la Oficina Internacional te agradecemos mucho que nos hayas contado tu experiencia y que esta haya sido tan buena!

(Visited 153 times, 1 visits today)

Leave a Comment