D. J. Levitin. (2006). Tu cerebro y la música. El estudio científico de una obsesión humana. Barcelona: RBA.

D. J. Levitin. (2006). Tu cerebro y la música. El estudio científico de una obsesión humana. Barcelona: RBA.

FICHA TÉCNICA

  • Nº de Páginas: 346
  • Año de publicación: 2006
  • Editorial: RBA
  • Lengua: Castellano
  • ISBN: 978-84-9867-336-4

Sinopsis del libro “Tu cerebro y la música. El estudio científico de una obsesión humana», por Daniel J. Levitin

reseña musicoterapiaEscuches a Bach o a Bono, la música tiene un papel muy significativo en tu vida.

¿Por qué la música despierta distintos estados de ánimo? Levitin se sirve de la neurociencia más avanzada y de la más rigurosa psicología evolutiva para ofrecernos respuestas. Recurriendo a las últimas investigaciones y con ejemplos de piezas musicales que van desde Mozart, Duke Ellington a Van Halen, Levitin desvela multitud de misterios.

¿Tenemos un límite para adquirir nuevos gustos musicales? ¿Qué revelan los escáneres sobre las respuestas del cerebro a la música? ¿Nuestras preferencias musicales se determinan en el útero? ¿Es el placer musical diferente de otro tipo de placer? ¿Por qué estamos tan emocionalmente unidos a la música que escuchábamos cuando éramos adolescentes?

La música, como el lenguaje, forma parte de lo más profundo de la naturaleza humana.

Contenido del libro: «Tu cerebro y la música. El estudio científico de una obsesión humana», por Daniel J. Levitin

El libro da comienzo con una Introducción donde el autor nos manifiesta su forma de relacionar la música con la ciencia: «Amo la música y amo la ciencia: ¿por qué querría mezclar las dos?

A continuación, los 8 capítulos de los cuales se compone el libro «Tu cerebro y la música»:

  1. ¿Qué es música? Del tono al timbre. El libro propone explicar desde una perspectiva neuropsicológica cómo afecta la música a nuestro cerebro, nuestra mente, nuestro pensamiento y nuestro espíritu. Pero conviene examinar primero de qué está hecha. ¿Cuáles son los componentes básicos fundamentales de la música? ¿Y cómo la originan cuando están organizados? Los elementos básicos (por lo tanto, separables) de cualquier sonido son:
  • Intensidad: amplitud física de un tono.
  • Tono: sonido musical diferenciado.
  • Contorno
  • Duración (o ritmo): duraciones de una serie de notas.
  • Tempo: velocidad o ritmo de la pieza.
  • Timbre: aquello que diferencia un instrumento de otro.
  • Ubicación espacial: de dónde procede el sonido.
  • Reverberación: percepción de lo lejos que está de nosotros la fuente del sonido en combinación con lo grande que es la habitación donde suene.

El cerebro organiza estos elementos básicos en conceptos de nivel más elevado y entre ellos se incluyen:

  • Compás: lo crea el cerebro a partir del ritmo y del volumen, es el modo en el que se agrupan entre sí a lo largo del tiempo.
  • Armonía: es la relación entre la altura de los diversos tonos, y los marcos tonales que esos tonos establecen.
  • Tonalidad: es el orden de importancia entre los tonos en una pieza musical.
  • Melodía: es el tema principal de una pieza musical.

Cuando se escucha música, el cerebro percibe en realidad atributos o «dimensiones» múltiples.

      2. Ritmo, Intensidad y Armonía. La música exige el uso rítmico y coordinado del cuerpo, la energía se transmite de los movimientos corporales al instrumento musical. A nivel neuronal, tocar un instrumento exige la coordinación de unas partes del cerebro como son el cerebelo y tallo cerebral, así como sistemas cognitivos superiores del córtex motriz (lóbulo parietal) y las regiones planificadoras de los lóbulos frontales, el sector más avanzado del cerebro.

Durante el capítulo explica el fenómeno de agrupación auditiva, lo cual es la integración de los diferentes sonidos que emanan de un instrumento musical en la percepción de un instrumento único. Cuando tocan 2 instrumentos al mismo tiempo, oímos sólo un instrumento híbrido único, lo que ocurre en el cerebro es que construye imágenes mentales diferenciadas de un instrumento y otro, y también del sonido tocando juntos.

       3. La música y la máquina mental. El autor explica la diferencia entre los conceptos mente y cerebro.

      4. Qué esperamos de la música. Según el autor, la música es un sonido organizado, pero la organización tiene que incluir algún elemento de los inesperado, pues si no resulta emotivamente plana y robótica. El aprecio que la música nos inspira esta relacionado con nuestra capacidad de aprender la estructura subyacente que nos gusta y de hacer predicciones de lo que vendrá a continuación. Las emociones que nos provoca la música es una hábil manipulación por parte de un compositor hábil y de los intérpretes de su creación.

     5. Cómo categorizamos la música. Este capítulo trata sobre los recuerdos de la música desde nuestra infancia y adolescencia, de como la reconocemos mediante un complejo cálculo neuronal que interactúa con la memoria. El «sistema computacional» del cerebro ha de saber separar aquellos aspectos de una canción que se mantienen igual cada vez que la oímos, y aquellos que son variaciones puntuales, característicos de una presentación completa, si esto no ocurriese así, cada vez que oyésemos una canción a un volumen distinto, nos parecería una canción diferente.

      6. Música, emoción y el cerebro reptil. El cerebro necesita crear un modelo de ritmo constante para que sepamos cuando los músicos se desvían de él: la extracción métrica, sabiendo lo que es el tiempo y cuándo esperamos que se produzca. Estudios determinan que el ritmo y la extracción métrica no están relacionados entre sí.cabesa

Se relaciona al cerebelo con el mantenimiento del ritmo, esta parte del cerebro es una de las guías del movimiento de nuestro cuerpo. Una de las enfermedades relacionadas con una afección cerebelar, es la enfermedad del Parkinson, la cual va acompañada de una dificultad para caminar. Igual para la música, esta región se activa cuando se escucha música, ya que sigue el compás.

Para finalizar el capítulo, el tema narrado es: la estructura del ADN de una base genética relacionada con la música.

       7.  ¿Qué se necesita para ser músico? Neurocientíficos cognitivos descubrieron en sus laboratorios que una exposición a lecciones de música en la infancia ya crean unos circuitos neuronales para el procesamiento de la música estimulados y más eficientes que los de los que carecen de esas instrucción. Las lecciones de música enseñan a escuchar mejor, y aceleran la capacidad de discernir entre estructura y forma en música, haciendo saber con antelación que música nos gusta y cual no.

La maestría musical se define como pericia técnica: dominio de un instrumento o de dotes compositivas.

      8. ¿Por qué nos gusta la música que nos gusta? Desde las 20 semanas de embarazo el sistema auditivo del feto ya es completamente funcional; según estudios, la música que escuchen a partir de ese momento, será la que prefieran en un futuro.

Sobre el autor del libro «Tu cerebro y la música. El estudio científico de una obsesión humana»

daniel j. levitinDaniel J. Levitin

(San Francisco, 1957). Psicólogo y Neurólogo. Dirige el laboratorio Levitin de Percepción Musical, Cognición y Habilidad en la Universidad McGill de Montreal. Es catedrático de Psicología de las Comunicaciones. Antes de convertirse en neurólogo, era un conocido productor de discos. Ha colaborado en diarios científicos y revistas de música como Grammy y Billboard.

Máster Universitario en Musicoterapia

Postgrados de Psicología, Logopedia y Terapia Ocupacional

UCV

Fuente de las imágenes: Pixabay

(Visited 202 times, 1 visits today)

Leave a Comment