Cuando un joven dice SÍ a “cambiar el mundo”

 

domus1

La Cátedra Abierta Scholas Occurrentes estuvo invitada al acto de presentación de los proyectos de Aprendizaje-Servicio elaborados por estudiantes de primero de bachillerato de la Fundación Institución Cultural Domus de Godella-Valencia.

Sus profesores Juan Carlos Pacheco y Silvia Torres lo organizaron para que los alumnos fueran conscientes de que lo que iban a hacer esa mañana no se trataba de un “trabajo más de clase”, que todo el esfuerzo que habían dedicado a preparar sus proyectos tenía un sentido que transcendía el mero aprendizaje del contenido de las asignaturas de Economía e Historia del Mundo Contemporáneo.

El tema central de todos los proyectos era la inmigración y sobre ésta los estudiantes diseñaron por grupos cinco proyectos que iban desde trabajar la sensibilización hasta la intervención directa.

En sus presentaciones se notaba que los alumnos lo habían trabajado y que habían dedicado tiempo a documentarse y diseñar actividades con las que poder conseguir sus objetivos.

No fueron pocos los que durante su intervención hicieron uso de la expresión “lo que podamos porque sabemos que solo tenemos 16 años…”, aquí es donde me hubiera gustado contarles las historias de Kritika Singh,

Kritika-Singh-malaria

que con sólo 16 años tiene una fundación desde 2014 para acabar con la Malaria.

O la historia de  Malala Yousafzai,

Malala blog talibanes

que cuando tenía 13 años se hizo famosa gracias a un blog en el que escribía bajo el seudónimo de Gul Makai. y narraba a la BBC el terror que sufría por el movimiento talibán.

Decir SÍ a “cambiar el mundo” muchas veces es suficiente para poner en marcha un proceso que va más allá de la acción concreta que se está desarrollando, y está es la importante lección que estos estudiantes están aprendiendo gracias a sus profesores.

El resultado final de los proyectos que presentaron solo el tiempo lo dirá, pero una cosa está clara, estos estudiantes de “tan solo 16 años” están empezando a interiorizar que SÍ pueden ser agentes de transformación social, y que su compromiso por acabar con las realidades que consideran injustas SIRVE, que aprender y servir es el camino.

Nuestra más sincera enhorabuena a todos aquellos docentes que como Juan Carlos y Silvia activan en sus asignaturas metodologías activas como Aprendizaje-Servicio y a los alumnos de primero de bachillerato de la Fundación Institución Cultural Domus de Godella-Valencia por la motivación e implicación demostrada en sus proyectos.

(Visited 141 times, 1 visits today)

Leave a Comment