Experiencia OUT – Jaume Roa en Coimbra

Hoy en el blog tenemos la experiencia de Jaume Roa Mompó, alumno de 3º de enfermería, que realizó su movilidad Erasmus+ prácticas en la universidad de Coimbra, ubicada en Portugal.

A continuación su experiencia:


 

Introducción:

“Antes de realizar un Erasmus debemos conocer qué es exactamente. Es verdad que es un periodo de tiempo dónde vas a conocer a mucha gente, de muchos lugares, y posiblemente cada cual mejor que el anterior. Va a ser un periodo de tiempo en el que vas a abrir tu mente, hasta puntos por descubrir para ti, va a ser una temporada en la que tú y sólo tú te resolverás los problemas.

Pero antes de que sigas leyendo me gustaría matizar las cosas, ya que hay muchos rumores que vale la pena aclarar.
Es verdad que la posibilidad y la frecuencia de salir a conocer el mundo de la fiesta de Coímbra (o cual sea tu destino) es muy fácil, también te aviso de que te va a encantar, pero en un Erasmus, y más si es de Enfermería, vas a tener responsabilidades, vas a tener un horario que cumplir en el hospital (difiere de cada alumno y del tipo de centro, pero mayoritariamente es diurno, de 8:00-16:00), vas a tener trabajos de tu universidad que los vas a ver aparecer en la plataforma el día de antes de tener que entregarlos como no tengas un poco de precaución, vas a tener que estudiarte escalas de valoración para poder aplicarlas en el hospital, vas a tener que cumplir un total de horas de prácticas que están sobre las 455 horas (realizadas en 12 semanas, por lo que vas a tener que hacer entre unas 40-48 horas semanales), por tanto, si no tienes control, el Erasmus te arrastrará a un pozo del que luego cuesta mucho que salir y de lo que recuperarse. A pozo me refiero sobre todo a cumplir el horario. Por ejemplo, yo empezaba a las 8, me levantaba a las 6:30, así que puedes hacer dos cosas, salir moderadamente a disfrutar o desinhibirte mucho y tener que ir sin dormir a cumplir el horario.

No quiero decir que no se disfrute, quiero decir que con control y organización puedes salir, viajar y estudiar.
Si te paras a contar vas a hacer más horas de prácticas que en España, en un sitio donde el primer mes te va a costar mucho integrarte (a los pacientes me refiero, entre los alumnos Erasmus no hay problemas de integración), donde en el segundo mes empezaras a aprender y realmente cuando ya sepas hacerlo todo y empieces a notarte como en tu zona de confort, habrás llegado a tus 91 días de estancia y te tocará terminar el Erasmus.

De verdad que no pretendo ahuyentar a nadie, sólo quiero contar mi realidad vivida.

Queima das Fitas:

Desde hace siglos, la historia de Coímbra gira en torno a su universidad, una de las más antiguas de Europa, que aún conserva muchas de sus tradiciones.

Coímbra celebra la fiesta de sus estudiantes en la “Queima das Fitas” (Quema de cintas). La fiesta de los estudiantes tiene lugar a partir del mes de mayo y es, sin duda, un cartel turístico de la ciudad de Coímbra que atrae a miles de espectadores para asistir a desfiles, bailes y serenatas. Estas fiestas celebran el final del curso académico y el inicio del mes de estudio que antecede a los exámenes finales.

La alegría y entusiasmo invaden Coímbra durante estas fechas, cuando una multitud de estudiantes se reúne junto a la catedral vieja a escuchar la tradicional serenata. Esta canción de Coímbra es la que da inicio a la gran fiesta académica. Durante una semana la ciudad está marcada por numerosos eventos culturales, entre ellos cabe destacar:

  • Sarao académico
  • Baile de gala
  • Becerrada de Figueira da Foz
  • Chá dancate

El día más concurrido y de más significado tiene lugar en Largo da Feira. Ahí se quema la cinta original de la Praxis, y se sueltan cintas del color de cada facultad, símbolo de la nueva condición de los finalistas.

Esta fiesta termina siempre con un espectáculo de alegría y color, Cortejo dos Quartanistas. Desde las carrozas alegóricas, que descienden hasta la baixa, los estudiantes saludan a la multitud, abrazando la ciudad con toda su euforia e irreverencia.

Dentro del programa de actos también destaca la «Venda da Pasta», una de las actividades solidarias más antiguas de Coímbra. La «pasta» es la tradicional carpeta de piel negra de los estudiantes que en los laterales llevan las cintas del color de cada facultad.

Todos estos actos constituyen los principales reclamos de la ‘Queima das Fitas’, una fiesta universitaria que se ha convertido en un gran reclamo turístico para todos aquellos viajeros que aprecian las tradiciones más arraigadas de cada ciudad. Por eso, visitar Coímbra a partir del 1 de mayo constituye una oportunidad única para descubrir, en un ambiente festivo, el colorido y animado ambiente estudiantil de la ciudad y el sentimiento de hermandad que existe entre los universitarios de esta histórica institución. Una forma de conocer la Coímbra más juvenil y, a la vez, más tradicional, formando parte de una fiesta única en Europa.

Dificultades encontradas:

La barrera del lenguaje:

Antes de empezar a hablar sobre esta dificultad, quiero matizar que yo tengo la mayor parte de la culpa, ya que sabiendo mi destino con meses de antelación, no estudié nada sobre la lengua portuguesa. Te aconsejo que lo hagas, por el hecho de que vas a empezar a disfrutar mucho antes y te ahorraras mucho estrés por no saber comunicarte.

Quiero hablar en primer lugar de esta barrera dirigida hacia los docentes que he tenido durante mi estancia en neurocirugía. Las primeras semanas vas a “pescar” ciertas palabras, y el conjunto global de las cosas, en su mayoría también. El problema se presenta cuando tú quieres expresar algo. Es aquí donde existe la brecha, aquí dónde te abarca la sensación de soledad, por no poder comunicarte, por no saber si estás haciendo las cosas bien, pero la verdad es que te dejan usar el teléfono para usar un traductor y poder expresarte.

Los docentes tienen esa capacidad tan aclamada en Enfermería: la empatía. Saben cómo te sientes, y te repiten las cosas una y mil veces, y de forma lenta si lo precisas para que no te sientas como un incomprendido.
Ahora quiero dirigir esta barrera hacia el paciente. Aquí es dónde reside el verdadero problema. Un paciente en neurocirugía es alguien cuyas capacidades no están al 100% de su funcionabilidad y, por tanto, entenderlos es realmente una hazaña. Siempre está el típico que ha viajado a España y habla un poco de español, pero por proporción esto es uno de cada 10 pacientes.

Para poner solución a esta barrera empecé a apuntar frases que solían usar o frases ya estructuradas para poder preguntar las cosas, y la verdad que con esto y el paso del tiempo, esta barrera desapareció mayoritariamente.

Cosas que me han gustado:

Planta de neurocirujía A:

La planta de neurocirugía me ha parecido un lugar idóneo para aprender muchas cosas estudiadas en la carrera. Al principio de estudiar enfermería te preguntas cuándo serás capaz de realizar las técnicas aprendidas o aplicar escalas de medición para evaluar al paciente. Aquí llegas a aplicarlo todo, ya que cada turno se ve obligado a evaluar el estado neurológico del paciente y al ser pacientes encamadas y que posiblemente sean incontinentes, realizas técnicas básicas de enfermería como el sondaje, la aspiración de secreciones.

Me ha ayudado muchísimo para valorar la importancia de hacer un buen cambio de turno. El procedimiento correcto para pasar la información a tu compañero del turno siguiente, no olvidar nada para poder prestar una atención integral, centrada en el paciente y de calidad.

Sólo me queda decir, que es una planta genial dónde un alumno Erasmus puede aprender muchísimo, y si supera la barrera del idioma, que lo hará, va a conseguir realizar de forma autónoma, pero bajo la supervisión de su tutor, un buen trabajo como estudiante de enfermería.

Café:

Si hablamos de la gastronomía portuguesa nos centraremos en el bacalao, pero sinceramente, hay más mundo, y con esto no quiero decir que el bacalao no sea excepcional. Con esto pretendo hablar del Café, del café de origen portugués.

Tanto por precio (40-55 cent) como por la variedad (Galão, Meia-de-Leite, café Cheio o Pingado), y el primor en el modo de preparación, convierten al café servido en uno de los elementos más atractivos de Portugal.

Jaume2

El expresso portugués se somete a un proceso de torrefacción más lento que el italiano, su tiempo de extracción es mayor, su volumen de taza también es mayor. En términos generales, el “expresso Portugués” se caracteriza por una capa de crema de color avellana, es denso, de acidez suave y consistente, y tiene, casi como el bacalao, numerosas formas de servirlo.

Es muy recomendable probar cada una de las variedades que existen de preparar el café, pero debéis tener en cuenta algo fundamental, el dónde tomarlo. Yo os recomiendo el café “A Brasileira”, en el barrio histórico de Chiado (Lisboa) o en la cafetería “Nicola” que encontraras en distintos sitios de Lisboa.

Uso correcto de escalas:

Nos enseñan cómo valorar correctamente a un paciente cuyo estado neurológico se ve alterado, o bien por la operación a la que se acaba de someter, o bien por la patología que sufre.

Nos enseñan muy bien a cómo valorarlo, ya que para ellos depende del puntaje de la escala Glasgow que le hagamos al paciente, que se le apliquen una serie de cuidados u otros.

También nos enseñan a valorar el dolor en pacientes con estas capacidades, con la intención de poder brindar adecuada asistencia al paciente y poder aplicar la intervención adecuada.

Aventuras:

A solo media hora de Lisboa, Sintra es una escapada ideal para el romanticismo, el turismo y la gastronomía, lejos de la agitación de la capital portuguesa. Ciudad que posee unos frondosos jardines y su flora tropical, sus palacios de cuentos de hadas, sus casas solariegas señoriales, sus elegantes Quintas disimuladas en el bosque. Sintra posee el reconocimiento de la UNESCO, como patrimonio mundial de la humanidad.

En esta ciudad te puedes encontrar el Palacio Nacional, Quinta de Regaleira, Castello os Mouros, Parque de la Pena, Palacio Nacional de la Pena y una infinidad de bosque.

Para desplazarte por dentro de Sintra es muy recomendable el Ubber o el Tuc-Tuc (moto con cubierta de plástico). Es más barato que coger el autobús hasta el Palacio de la Pena y puedes ir a la hora que tú quieras.

Posee sitios de excelente comida portuguesa de pueblo antiguo, como el bacalao a la brasa o incluso buscando bien te puedes encontrar una sopa de pedra (similar al cocido) que está buenísimo.

Conclusión:

Respecto a la vivencia Erasmus podríamos sacar muchas cosas positivas, a pesar de la introducción que he hecho, os puedo decir que sobre todo, esta vivencia es positiva.

A toda persona con que te encuentres durante tu movilidad, y compartas cierto tiempo con él/ella durante la semana, va a terminar siendo tu amigo, pero no sólo para estos 3 meses, sino posiblemente y si mantienes el contacto, para el resto de tu vida. Va a ser un amigo que te ofrezca ir a verlo allí dónde viva, te va a ofrecer café y tiempo para contarle tus penas y alegrías.

Va a ser alguien con quien vivirás aventuras, visitarás otras ciudades, probarás comidas que nunca pensaste y, sobre todo, reirás.

Otra cosa positiva que podría comentar son los sentimientos que te vas a encontrar durante el Erasmus. Vas a sentirte feliz de marchar a vivir tu Erasmus y, al mismo tiempo, una mezcla de miedo e incertidumbre sobre lo que vas a vivir. También pasado el primer mes, vas a encontrarte con la añoranza de los tuyos, de tus antiguos compañeros de piso con quienes tomabas el café antes de ponerte a estudiar. Y lo mismo te pasará en volver, te vas a encontrar otra vez feliz, por lo vivido y por volver a estar con esos seres queridos que durante tres meses no has visto, pero que los has llevado dentro.”

Jaume1

Muchas gracias por tu extendida y enriquecedora experiencia Jaume, te deseamos lo mejor en tu futuro!!

(Visited 33 times, 1 visits today)

Leave a Comment