Curriculum vitae y carta de presentación

El curriculum vitae es la herramienta de venta personal de quien aspira a superar un proceso de selección. Desde el Servicio de Orientación sabemos de su importancia y, por eso, queremos mostrarte unos pequeños apuntes sobre éste.



PRIMERO: No existe una única estructura para elaborar el curriculum, pero independientemente del tipo de curriculum y de la información que queramos subrayar de manera especial, hay una serie de elementos imprescindibles, como son:

  1. Datos personales (únicamente aquellos necesarios para que puedan ponerse en contacto con nosotros).
  2. Formación académica.
  3. Formación complementaria (cursos, talleres, jornadas, congresos, etc.).
  4. Experiencia pre-profesional (prácticas, voluntariados).
  5. Experiencia profesional.
  6. Idiomas
  7. Conocimientos informáticos.
  8. Otros datos de interés.

SEGUNDO: La forma en la que presentas tu curriculum es importante ya que vas a llamar la atención de la persona empleadora y centrar su atención en el contenido del mismo. Por lo tanto, para mostrar la información de la manera más adecuada a tu perfil y experiencia, hay distintos tipos de curriculum: cronológico, por funciones, proyectos, europeo, creativo o videocurriculum. Sobre éste último os ponemos los siguientes ejemplos:

TERCERO: Aunque hacer uso de plantillas puede restar creatividad o imaginación a tu CV aquí os dejamos unos enlaces con ejemplos y plantillas de curriculum. Piensa que siempre será mejor que hagas tu propio modelo a que uses uno que otra persona puede entregar igual.

CUARTO: Antes de ponerte a redactar el curriculum conviene que tengas presente unas reglas básicas para que transmita profesionalidad y “apetezca leerlo”:

  1. Redáctalo a la medida de la oferta a la que te presentas, destacando y/o añadiendo una u otra información que sea relevante para el lugar al que lo diriges o para el puesto al que optas.
  2. breve, claro y directo. Dos páginas como máximo. No te enrolles.
  3. Personaliza tu curriculum. No utilices plantillas, dale tu estilo personal.
  4. La información relativa a la experiencia profesional, la pre-profesional y la formación conviene ordenarla desde lo más reciente a lo más antiguo.
  5. Si lo vas a imprimir utiliza un papel de color blanco o colores claros, en formato DINA4 y de calidad. Envía siempre en color.
  6. Escribe con una fuente legible y no demasiado informal y con una presentación espaciada que facilite la lectura.
  7. Respeta los márgenes, deja espacio entre los párrafos y escribe por una sola cara del folio. Evita los adornos y filigranas y no abuses de los colores.
  8. Cuida el estilo y evita los errores de ortografía. Exprime al máximo tu riqueza verbal, utiliza sinónimos y evita las repeticiones excesivas.
  9. Ayúdate de negritas y destacados para lograr una mayor claridad y para resaltar datos que creas conveniente, para que el que va a ver el currículum se fije más.
  10. Sé honesto. Muestra tus mejores habilidades, resalta lo que te conviene resaltar, tus logros, y maquilla los fracasos, pero nunca inventes.

¿Has pensado alguna vez, “ojala pudiera venderme mucho mejor para una proceso de selección”? Esta pregunta tiene una respuesta muy concreta: la carta de presentación.

La carta de presentación es un documento que se adjunta al curriculum y que tiene como objetivo llamar la atención y despertar el interés del que la lee por conocer más acerca de nosotros.

Toda carta de presentación debe comenzar con tus datos personales (nombre y apellidos, titulación que posees y modos de contacto) y los datos de la empresa, entidad, centro, etc. a los que mandas la carta y el curriculum vitae.

Empieza con un saludo formar dirigido a la persona que va a leer la carta  y el currículum. Si no conoces el destinatario usa términos como “el responsable de selección”, “el departamento de recursos humanos”, “el director/a del centro”, etc.

Divide el texto central en tres párrafos. Destina el primer para dar información tuya (presentación, formación, habilidades y experiencia y haz referencia al puesto que optas). No reiteres lo que hay en currículum, explica qué has logrado con tu formación y experiencia (competencias, habilidades, etc.). En el segundo párrafo habla sobre la empresa y qué beneficios conseguiría contratándote. Para esto deberás buscar información en su web, foros, noticias, etc. Finalmente, destina el último párrafo para la demanda y despedida. Solicita una entrevista, despídete y recuerda que adjuntas el currículo.

Cierra la carta con una despedida formal (“atentamente”) y firma con tu nombre y apellidos. Si la entregas impresa pon también tu firma.

Aquí tienes algún modelo de carta de presentación.

Recuerda que tienes al Servicio de Orientación a tu disposición para asesorarte al respecto.

servicioorientacion

Leave a Comment